¿Por qué algunas personas sufren hiperosmia?

Conocido médicamente como hiperosmia, esta afección la padecen personas que tienen un sentido del olfato elevado en comparación con la inmensa mayoría. Algunas pueden ser más sensibles a los olores agradables, y otras pueden verse más afectadas por los desagradables.

Elena Lozano

Las personas que tienen un sentido del olfato elevado en comparación con la inmensa mayoría padecen hiperosmia.
Las personas que tienen un sentido del olfato elevado en comparación con la inmensa mayoría padecen hiperosmia.

La hiperosmia es relativamente rara, por lo que todavía hay mucho que los investigadores no saben sobre esta afección.

Varios estudios han informado vínculos entre varias afecciones médicas y la hiperosmia, incluida la enfermedad de Lyme, migrañas, alteraciones de los fluidos corporales, deficiencia hormonal y ciertos medicamentos. Aunque no se entiende completamente qué lleva a la hiperosmia en estos casos, posiblemente podría ser el efecto que estas enfermedades tienen sobre los electrolitos del cuerpo, lo que influye en las señales generadas en los receptores del olor.

Los estudios también han demostrado que ciertas mutaciones y condiciones genéticas, como la sobreexpresión del gen KAL1, que produce una proteína llamada anosmina-1, que parece controlar el crecimiento y el movimiento de las células nerviosas involucradas en el procesamiento del olfato, están relacionadas con un mayor sentido del olfato.

La codificación genética para una determinada proteína que se une a los olores y les ayuda a llegar a los receptores del olfato en la nariz varía dentro de las poblaciones

Un estudio incluso mostró que la codificación genética para una determinada proteína que se une a los olores y les ayuda a llegar a los receptores del olfato en la nariz varía dentro de las poblaciones, por lo que algunas personas pueden tener naturalmente un mejor sentido del olfato que otras.

Los investigadores no saben mucho sobre la hiperosmia.
Los investigadores no saben mucho sobre la hiperosmia. Foto: IStock.

El embarazo y los olores

Muchas mujeres que quedan embarazadas a menudo afirman que ciertos olores, que antes nunca les molestaban, de repente se vuelven repugnantes. En este sentido, una revisión científica ha confirmado que algunas mujeres embarazadas se vuelven temporalmente súper olfateadoras.

Los investigadores concluyeron que, aunque las mujeres embarazadas no tenían una mayor intensidad olfativa en general, posiblemente eran más sensibles a ciertos olores

Al comparar los hallazgos de más de 50 estudios sobre cómo el embarazo altera el sentido del olfato, los investigadores concluyeron que, aunque las mujeres embarazadas no tenían una mayor intensidad olfativa en general, posiblemente eran más sensibles a ciertos olores. Pero, no hubo suficiente evidencia para determinar si su capacidad para identificar más olores en general había aumentado.

Una revisión científica ha confirmado que algunas mujeres embarazadas se vuelven temporalmente súper olfateadoras.
Una revisión científica ha confirmado que algunas mujeres embarazadas se vuelven temporalmente súper olfateadoras. Foto: IStock.

En los superolores, hubo un aumento de la actividad cerebral en dos áreas clave responsables de reunir la información olfativa, aprender y memorizar los olores.

A pesar de ser un fenómeno tan comúnmente informado, los investigadores aún no están completamente seguros de por qué sucede la hiperosmia. Sin embargo, esta sensibilidad suele ser temporal, en lugar de un cambio permanente.

Diferencias cerebrales

Un estudio de 2019 tuvo como objetivo descubrir si los cerebros de los súper olfativos funcionaban de manera diferente a lo normal. Los investigadores compararon a 25 hombres que se consideraban súper olfativos con 20 hombres que calificaron su sentido del olfato como normal. Usando escáneres cerebrales, los investigadores compararon el volumen de materia gris en partes del cerebro asociadas con este sentido.

En las personas que sufrían hiperosmia, había una mayor actividad cerebral en dos áreas clave responsables de reunir información olfativa, aprender y memorizar olores

Descubrieron que, en las personas que sufrían hiperosmia, había una mayor actividad cerebral en dos áreas clave responsables de reunir información olfativa, aprender y memorizar olores. Pero, aunque la investigación detectó estas diferencias cerebrales, los científicos no pudieron determinar si esto fue causado por la genética o si se aprendió.

La hiperosmia y la memoria

Está bien establecido que el olfato y la memoria están fuertemente vinculados. Pero los hallazgos de un estudio de 2014 sugieren que ésta puede ser la base de la hiperosmia. El estudio analizó a 55 voluntarios que calificaron su sentido del olfato como mejor que el promedio. Los compararon con un grupo de personas de la misma edad y sexo que consideraban que su sentido del olfato era normal.

El olfato y la memoria están fuertemente vinculados.
El olfato y la memoria están fuertemente vinculados. Foto: IStock.

A los súper olfativos de este estudio se les pidió que completaran un cuestionario estructurado sobre sus experiencias con los olores ambientales. Asociaron ciertos olores, como fragancias y productos del cuerpo humano, como el sudor, con consecuencias negativas y recuerdos desagradables, y descubrieron que los olores ambientales evocaban sentimientos de molestia y disgusto.

La sensibilidad a ciertos olores, incluidas las resinas fenólicas, como el formaldehído y el olor a piridina similar a los mariscos en los productos químicos orgánicos, están relacionados con experiencias negativas

Pero el estudio no investigó si los participantes también eran sensibles a otros olores, por lo que es difícil saber si estos voluntarios realmente tenían un sentido del olfato normal o elevado.

Otras investigaciones han encontrado de manera similar que la sensibilidad a ciertos olores, incluidas las resinas fenólicas, como el formaldehído y el olor a piridina similar a los mariscos en los productos químicos orgánicos, están relacionados con experiencias negativa.