Perú y sus diez lugares imprescindibles

Perú es uno de los países más variados del mundo. Es una nación multicultural, llena de tradiciones, con una gastronomía espectacular y unos paisajes únicos. Todo ello lo ha convertido en uno de los destinos más deseados del mundo. Repasamos los diez lugares imprescindibles en Perú.

Elena Lozano

La Montaña Arcoíris es una de las maravillas que esconde Perú.
La Montaña Arcoíris es una de las maravillas que esconde Perú.

Perú es el hogar de 12 sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Situado en la parte occidental de América del Sur, comparte fronteras con Ecuador, Colombia, Brasil, Bolivia y Chile. Su enorme territorio, que abarca más de 1,2 millones de kilómetros cuadrados, está compuesto por tres regiones: Costa, Sierra y Selva. Su población actual supera los 31,5 millones de habitantes.

El español es el idioma oficial de Perú; sin embargo, en el país también se hablan 47 lenguas indígenas, entre ellas el quechua y el aimara.

Visitar Perú significa experimentar de primera mano una cultura asombrosa, creada por un pueblo deseoso de mostrar lo mejor que su país tiene que ofrecer

Visitar Perú significa experimentar de primera mano una cultura asombrosa, creada por un pueblo deseoso de mostrar lo mejor que su país tiene que ofrecer, con sus paisajes que tocan las emociones, inspirando sentimientos que nunca podrán ser olvidados.

Perú está lleno de cuentos de dioses y leyendas, y su rica historia y cultura se expresa en todos sus rincones. Los sitios arqueológicos ofrecen a los visitantes un vistazo al pasado, mientras que las costumbres actuales prueban que la cultura Inca todavía está muy viva. Mientras tanto, el paisaje de Perú es duro y salvaje, lo que lo hacen ideal para excelentes caminatas y mejores vistas.

Aquí están los diez lugares imprescindibles en Perú, seleccionados en función de su relevancia cultural o porque ofrecen una experiencia que solo se puede encontrar en este país.

1. Laguna 69 Huaraz

Enclavada entre majestuosas montañas nevadas se encuentra la Laguna 69. De color turquesa, es uno de los espectáculos más hipnóticos que ofrece el inmenso Parque Nacional Huascarán.

Esta laguna está enclavada entre majestuosas montañas.
Esta laguna está enclavada entre majestuosas montañas.

El parque, que cubre un área de 340,000 hectáreas, contiene la cadena montañosa tropical más alta del mundo, la Cordillera Blanca, pero también alberga impresionantes cascadas, mesetas altas y varios lagos glaciares, incluido este precioso lago.

Muchos viajeros ven la caminata al lago como la mitad de la recompensa. El paisaje en constante cambio es tan salvaje e impredecible como el clima. Como un amante temperamental, las temperaturas diarias en esta región pueden subir hasta los 20°C y bajar repentinamente a los 5°C.

Apodada por muchos excursionistas como una de las caminatas escénicas más impresionantes del mundo, el paisaje circundante la ha colocado en la lista de sitios del Patrimonio Mundial

Apodada por muchos excursionistas como una de las caminatas escénicas más impresionantes del mundo, el paisaje circundante la ha colocado en la lista de sitios del Patrimonio Mundial.

2. Montaña Arcoíris Cusco

Una de las características geológicas más magníficas del Perú son las colinas pintadas de la montaña Vinicunca, también conocida como la Montaña del Arcoíris. Las ondas inclinadas de color que decoran esta hermosa colina, que van del rojo óxido al lavanda y del turquesa al dorado, son el resultado de los minerales y la erosión de las rocas sedimentarias.

Ondas inclinadas de color decoran esta hermosa colina.
Ondas inclinadas de color decoran esta hermosa colina. Foto: IStock.

Se puede disfrutar de las vistas espectaculares después de una caminata de un día, o se puede hacer la caminata Ausangate. Ambas son extenuantes, pero la segunda está en otro nivel. Es de varios días, y la altitud cada vez mayor puede ser agobiante para los viajeros inexpertos.

Para llegar a Vinicunca, primero se deben cruzar tres pasos elevados que superan los 5.000 metros

Para llegar a Vinicunca, primero se deben cruzar tres pasos elevados que superan los 5.000 metros. En el camino, se pasará por pueblos locales, glaciares, lagos alpinos, acantilados de granito, marismas y montañas nevadas que arañan el cielo.

Las impresionantes vistas vírgenes que rodean la maravilla natural de este lugar, y la recompensa de la Montaña del Arcoíris en sí misma, ciertamente valen el desafío y el dolor.

3. Islas flotantes de los Uros en Puno

Las aguas azules y cristalinas del lago Titicaca albergan más de 70 islas artificiales, también conocidas como las Islas Flotantes de los Uros.

La población vive en casas de cañas tradicionales.
La población vive en casas de cañas tradicionales. Foto: IStock.

La singularidad de estas islas se debe al material utilizado en su construcción, creado completamente de juncos de totora flotantes, que crece en la superficie del lago. Estas raíces densas se apilan una encima de la otra hasta que se forma una isla. Debido a que el fondo comienza a pudrirse y se desintegra con el tiempo, continuamente se agregan nuevas capas a la parte superior.

La gente de los Uros vive en una colección de casas de caña tradicionales, que se construyen en la parte superior de estas islas,

La existencia flotante del pueblo Uros se puede ver en su comunidad próspera y acogedora, con cada persona contribuyendo a la continuación de su estilo de vida tradicional

En la antigüedad, se crearon originalmente con fines defensivos, lo que permitía una fácil movilidad y retirada. Hoy en día, la existencia flotante del pueblo Uros se puede ver en su comunidad próspera y acogedora, con cada persona contribuyendo a la continuación de su estilo de vida tradicional.

4. Oasis del Desierto Huacachina

Huacachina es un pequeño pueblo del desierto, construido alrededor del único oasis natural en el desierto de toda América del Sur.

Este pequeño pueblo está escondido entre altas dunas.
Este pequeño pueblo está escondido entre altas dunas. Foto: IStock.

Este oasis natural no solo proporciona un escape para las familias locales de la cercana ciudad de Ica, sino que ve un aumento anual de viajeros de todo el mundo. Sin embargo, no es lo único que hay.

Un pequeño pueblo rodea el oasis, y ambos están escondidos entre altas dunas de arena esculpidas por el viento en medio del desierto. Las dunas de arena son perfectas para practicar sandboard y pasear en los buggies hace sentirse como un personaje de Mad Max.

La forma ideal de descubrir Huacachina es con un viaje de 1, 2 o 3 días desde Lima

La forma ideal de descubrir Huacachina es con un viaje de 1, 2 o 3 días desde Lima, que permite disfrutar lo mejor de este lugar, además de incluir otros increíbles tours, como las Islas Ballestas y el vuelo a las Líneas de Nazca.

5. Cañón del Colca en Arequipa

En lo profundo de la región montañosa de Arequipa, se encuentra el vasto y enorme Cañón del Colca. Uno de los más profundos del mundo, ocupa una tercera posición muy cercana, después de su cañón hermano cercano, Cotahuasi, con su punto más profundo alcanzando los 3.400 metros. El cañón más profundo se encuentra en un lugar casi inaccesible en el Himalaya, lo que deja a Perú como hogar del segundo y tercer cañón de este tipo, sorprendentemente accesible.

Cóndor sobrevolando el Cañón del Colca en Arequipa.
Cóndor sobrevolando el Cañón del Colca en Arequipa. Foto: IStock.

Sin embargo, las estadísticas que destacan su impresionante profundidad y anchura solo pueden ser igualadas por la diversidad del impresionante paisaje que se puede encontrar dentro de El Colca.

Algunas de las maravillas que se pueden ver son cóndores altísimos, antiguas tierras de cultivo en terrazas en laderas empinadas, aguas termales y pueblos tradicionales. Las interminables rutas de trekking que zigzaguean a través del cañón son las favoritas de los excursionistas o viajeros que buscan desafíos.

6. Reserva Nacional de Paracas

Lo más notable de Perú son sus paisajes en constante cambio, desde selvas tropicales hasta desiertos áridos y costas ventosas hasta montañas frías. La Reserva Nacional de Paracas muestra este mismo contraste. Esta reserva protegida mide 330.000 hectáreas y presenta desiertos subtropicales que se encuentran abruptamente con el océano, con enormes acantilados y playas escondidas.

Alberga una gran cantidad de vida marina, una variedad de especies de aves y cuenta con uno de los ecosistemas marinos más ricos y biológicamente más productivos del mundo

Asimismo, alberga una gran cantidad de vida marina, una variedad de especies de aves y cuenta con uno de los ecosistemas marinos más ricos y biológicamente más productivos del mundo. Dentro de esta área, también se puede visitar varios sitios arqueológicos, que muestran la cultura preincaica o navegar hacia el archipiélago de las Islas Ballestas.

Paracas, en la costa del Perú, es un lugar donde el desierto se encuentra con el océano.
Paracas, en la costa del Perú, es un lugar donde el desierto se encuentra con el océano. Foto: IStock.

Estas Islas están formadas por escarpados acantilados y enormes formaciones rocosas, desde donde se pueden observar cientos de lobos marinos, posados ​​en precarios bordes o tomando el sol perezosamente en las playas. Otros animales que se pueden ver son los adorables pingüinos de Humboldt, en peligro de extinción, y varias aves como cormoranes, pelícanos y piqueros peruanos. Con suerte, incluso se podría observar delfines juguetones más cerca de la costa, o majestuosas ballenas jorobadas en su viaje hacia el norte para la temporada de apareamiento.

7.  Hacienda San José en Chincha

Mazmorras oscuras. Un laberinto de túneles subterráneos. Comercio secreto de esclavos. Estas son las historias sombrías que acompañan una visita a La Hacienda San José, una gran mansión colonial convertida en hotel de lujo, ubicada en el sur de Perú en un pequeño pueblo llamado Chincha.

Esconde historias que transportan a los inicios de la cultura afroperuana

Datada en el siglo XVII, esconde historias que transportan a los inicios de la cultura afroperuana. Establecida por primera vez por sacerdotes jesuitas a finales de 1600, administraron la mansión como un monasterio y utilizaron esclavos para las plantaciones de caña de azúcar.

Esta gran mansión colonial ha sido convertida en hotel de lujo.
Esta gran mansión colonial ha sido convertida en hotel de lujo.

Cuando la colonización española del Perú trajo nuevos terratenientes españoles, se impusieron fuertes impuestos a los esclavos. Esto obligó a los dueños a construir una red gigante de túneles subterráneos, que van desde el puerto donde atracaban los barcos hasta la casa para traer en secreto a los esclavos más fuertes.

Las representaciones de la dura vida que soportaron los esclavos se pueden ver en las pinturas que decoran las paredes dentro de esta hermosa hacienda

Las representaciones de la dura vida que soportaron los esclavos se pueden ver en las pinturas que decoran las paredes dentro de esta hermosa hacienda, así como en las cámaras subterráneas que se usaban para castigarlos.

8. Fortaleza de Kuélap

Muchos conocen a Machu Picchu como las ruinas más populares de Perú. Sin embargo, lo que algunos no saben es que este país está literalmente cubierto de tesoros arqueológicos, a la espera de ser reconocidos.

Fortaleza de Kuélap, un tesoro arqueológico de Peru.
Fortaleza de Kuélap, un tesoro arqueológico de Peru. Foto: IStock.

Una de esas gemas resulta ser la majestuosa y antigua fortaleza de Kuélap. Este monumento de piedra que data del siglo VI d.C. se encuentra en el norte, a 3.000 metros sobre el nivel del mar.

El pueblo Chochapoya, también conocido como los “Guerreros del Cielo”, construyó esta magnífica ciudadela fortificada como defensa contra las tribus no deseadas

El pueblo Chochapoya, también conocido como los “Guerreros del Cielo”, construyó esta magnífica ciudadela fortificada como defensa contra las tribus no deseadas. Descansando sobre las laderas irregulares de la Cordillera de los Andes, sus restos dominan las montañas circundantes. Kuélap es considerada la ruina de piedra más grande del Nuevo Mundo.

Un nuevo servicio de teleférico, que comenzó a operar en 2017, brinda fácil acceso a los viajeros y acelera el tiempo de viaje. Se espera que atraiga más y más interés, medios y visitantes a este sitio.

9. Líneas de Nazca

Las enigmáticas Líneas de Nazca se pueden encontrar en el árido desierto peruano, a pocas horas del sur de Lima.

Una de las Líneas de Nazca, llamada la ballena.
Una de las Líneas de Nazca, llamada la ballena. Foto: IStock.

Este sitio del Patrimonio de la UNESCO fue descubierto por primera vez a fines de la década de 1920 por un arqueólogo peruano. Pasarían otros 10 años antes de que alguien hubiera visto las líneas desde el cielo, haciéndolas más conocidas.

El misterio y las creencias que rodean la creación de estos dibujos gigantes han fomentado teorías de conspiración y la histeria alienígena ocasional a lo largo de los años.

Hay unos 70 grabados con diferentes diseños de animales, flores y plantas, objetos y figuras antropomórficas, y más de 900 geoglifos, o formas geométricas, repartidos en 80 kilómetros

Hay unos 70 grabados con diferentes diseños de animales, flores y plantas, objetos y figuras antropomórficas, y más de 900 geoglifos, o formas geométricas, repartidos en 80 kilómetros de desierto a través de las llanuras.

Aunque no ha habido un acuerdo unificado sobre por qué se hicieron (sistemas de riego, culto al sol y extraterrestres son algunas de las teorías), esta magnífica creación artística ciertamente no tiene rival y es una muestra asombrosa de la cultura antigua.

10. Machu Picchu

Esta antigua ciudad inca escondida en lo profundo de las montañas de Cusco se ha convertido en sinónimo de Perú y la cultura inca. Es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO y una de las Siete Maravillas del Mundo, cuya  belleza es incomparable.

Las ruinas incas de la ciudad perdida de Machu Picchu.
Las ruinas incas de la ciudad perdida de Machu Picchu. Foto: IStock.

La ciudadela fue inteligentemente organizada y consta de templos, terrazas agrícolas, un intrincado sistema de conductos de agua, túneles y torres. Muestra la destreza arquitectónica que poseían los incas y su talento para la planificación urbana, que hizo de su imperio la fuerza que alguna vez fue.

Esta maravilla arqueológica nunca deja de sorprender a los visitantes, atrayéndolos por miles todos los días. Su belleza es inigualable, y es única en su clase

El bosque nuboso que rodea la ciudad le da un toque aún más místico. La más famosa y sagrada de las caminatas para llegar aquí es, por supuesto, el Camino Inca, que sigue una red original de senderos de transporte utilizados por los incas como su principal ruta de paso.

Esta maravilla arqueológica nunca deja de sorprender a los visitantes, atrayéndolos por miles todos los días. Su belleza es inigualable, y es única en su clase.

Fuente: How to Peru.

En Perú, Machu Piccu, la ciudadela inca inquietantemente hermosa, está a la altura de las expectativas.

Relacionado

Perú y su Valle Sagrado de los Incas: Machu Picchu y mucho más

Las Líneas de Nazca pueden ser vistas desde un mirador. En esta imagen, se ve el árbol.

Relacionado

Desvelando el misterio de las enormes Líneas de Nazca en Perú

Machu Picchu se habría construido dos décadas antes de lo sugerido por las fuentes textuales.

Relacionado

Machu Picchu es más antiguo de lo que se cree