Los misterios que esconden los géiseres

En este momento, seguro que alguien está disfrutando de la vista y el sonido del agua sobrecalentada que se precipita desde las profundidades del suelo hacia el aire. Son formaciones geológicas inusuales, llamadas géiseres, y existen en la Tierra y en todo el sistema solar.

Vicente Alcaíde

Islandia usa los géiseres para obtener agua caliente y calor.
Islandia usa los géiseres para obtener agua caliente y calor.

Las erupciones de géiseres ocurren en áreas volcánicamente activas, donde el magma sobrecalentado se asienta bastante cerca de la superficie. El agua gotea (o corre) a través de grietas y fracturas en la superficie de las rocas. Estos "conductos" o "tuberías" pueden alcanzar una profundidad de más de 2.000 metros. Una vez que el agua entra en contacto con las rocas que han sido calentadas por la actividad volcánica, comienza a hervir.

Finalmente, la presión aumenta y eso pone en marcha una serie de acciones. Cuando la presión sube demasiado, el agua vuelve a subir rápidamente por la tubería, arrastrando minerales consigo. Luego, se apaga, enviando una ráfaga de agua caliente y vapor al aire, también llamadas "explosiones hidrotermales".

El estudio de los géiseres

Si bien los géiseres activos se pueden estudiar fácilmente hoy en día, también hay amplia evidencia en todo el planeta de géiseres muertos e inactivos. A veces se extinguen cuando las "tuberías" de roca se obstruyen con minerales. Otras veces, las actividades mineras los apagan, o los sistemas de calefacción hidrotermal utilizados por las personas para calentar sus hogares pueden drenarlos.

Valle de los géiseres, en Rusia.
Valle de los géiseres, en Rusia.

Los biólogos están interesados ​​en los géiseres, porque albergan organismos que prosperan en agua caliente rica en minerales

Los geólogos estudian las rocas y los minerales en los campos de géiseres para comprender la geología subyacente de las estructuras que se extienden por debajo de la superficie.

También, los biólogos están interesados ​​en los géiseres, porque albergan organismos que prosperan en agua caliente rica en minerales. Estos "extremófilos" (a veces llamados "termófilos" debido a su amor por el calor) dan pistas sobre cómo puede existir la vida en condiciones tan hostiles. Los biólogos planetarios estudian los géiseres para comprender mejor la vida que existe a su alrededor. Y otros científicos los usan como formas de entender sistemas similares en otros mundos.

Géiseres del parque de Yellowstone

Explosión de un géiser en el Parque Nacional de Yellowstone.
Explosión de un géiser en el Parque Nacional de Yellowstone. Foto: IStock.

Una de las cuencas de géiseres más activas del mundo se encuentra en el Parque Yellowstone (EEUU). Se asienta sobre la caldera del supervolcán del mismo nombre en el noroeste de Wyoming y el sureste de Montana. Hay alrededor de 460 géiseres y van y vienen a medida que los terremotos y otros procesos producen cambios en la región. Old Faithful es el más famoso y atrae a miles de turistas durante todo el año.

Géiseres en Rusia

Existe otro sistema de géiseres en Rusia, en una región llamada el Valle de los Géiseres. Tiene la segunda colección más grande de fumarolas del planeta y se encuentra en una extensión de unos seis kilómetros de largo. Los científicos están estudiando éste y la región de Yellowstone para comprender los tipos de formas de vida que existen en estos sistemas.

Géiseres en Islandia

Islandia alberga algunos de los géiseres más famosos del mundo. La palabra "géiser" proviene de su palabra "geysir", que describe estas aguas termales activas. Los islandeses están asociados con la dorsal mesoatlántica. Éste es un lugar donde dos placas tectónicas, la placa de América del Norte y la placa de Eurasia, se están separando lentamente a una velocidad de unos tres milímetros por año. A medida que se alejan unas de otras, el magma de abajo se eleva al tiempo que la corteza se adelgaza. Esto sobrecalienta la nieve, el hielo y el agua que existen en la isla durante el año y crea géiseres.

Islandia cuenta con los géiseres más conocidos del mundo.
Islandia cuenta con los géiseres más conocidos del mundo. Foto: IStock.

Géiseres en otros planetas

La Tierra no es el único mundo con géiseres. En cualquier lugar donde el calor interior de una luna o un planeta pueda calentar el agua o los hielos, pueden existir géiseres. En mundos como la luna Encelado de Saturno, los llamados "criogéisers" brotan de debajo de la superficie congelada. Entregan vapor de agua, partículas de hielo y otros materiales congelados, como dióxido de carbono, nitrógeno, amoníaco e hidrocarburos a la corteza y más allá.

Décadas de exploración planetaria han revelado géiseres y procesos similares en la luna Europa de Júpiter, la luna Tritón de Neptuno y, posiblemente, incluso en el distante Plutón

Décadas de exploración planetaria han revelado géiseres y procesos similares en la luna Europa de Júpiter, la luna Tritón de Neptuno y, posiblemente, incluso en el distante Plutón. Los científicos planetarios que estudian la actividad en Marte sospechan que los géiseres pueden entrar en erupción en el polo sur durante el calentamiento de primavera.

Uso de géiseres y calor geotérmico

Los géiseres son fuentes extremadamente útiles de generación de calor y electricidad. Su energía hidráulica puede ser capturada y utilizada. Islandia, en particular, los usa para obtener agua caliente y calor. Y es que también, cuando se agotan, son fuentes de minerales que se pueden utilizar en diversas aplicaciones. Otras regiones del mundo están comenzando a emular el ejemplo de captura hidrotermal de Islandia como una fuente de energía gratuita y bastante ilimitada.

Más allá de la Tierra, los géiseres de otros mundos podrían ser fuentes de agua u otros recursos para futuros exploradores

Más allá de la Tierra, los géiseres de otros mundos podrían ser fuentes de agua u otros recursos para futuros exploradores. Como mínimo, los estudios de esos respiraderos distantes ayudarán a los científicos planetarios a comprender los procesos que funcionan en lo profundo de esos lugares.

Fuente: Thought.co.