Las explosiones de Nord Stream se produjeron muy cerca de un vertedero de armas nucleares

Los investigadores urgen a averiguar si las explosiones en los gasoductos de Nord Stream, en el Mar Báltico, han causado más caos ambiental, al agitar los contaminantes de las armas químicas vertidas después de la Segunda Guerra Mundial.

Burbujas de metano en la superficie del Mar Báltico, como consecuencia de la explosión de los gaseoductos.
Burbujas de metano en la superficie del Mar Báltico, como consecuencia de la explosión de los gaseoductos.

Las explosiones que destruyeron los oleoductos en el Mar Báltico el 26 de septiembre ocurrieron muy cerca de la isla danesa de Bornholm, un área donde se arrojaron productos de guerra química almacenados en 1947, como parte de la desmilitarización de Alemania en la posguerra.

Alrededor de 32.000 toneladas de armas químicas, que contenían alrededor de 11.000 toneladas de agentes activos, fueron desechadas en el sitio, asegura Hans Sanderson, científico ambiental de la Universidad de Aarhus en Dinamarca.

A Sanderson le preocupa que la expulsión violenta de metano de la tubería rota pueda haber enviado esos contaminantes a la columna de agua, donde podrían dañar la vida silvestre marina

Con el tiempo, las carcasas de metal de la mayoría de las ojivas, probablemente, se hayan corroído, lo que habrá provocado que el contenido se filtrara al sedimento circundante. A Sanderson le preocupa que la expulsión violenta de metano de la tubería rota pueda haber enviado esos contaminantes a la columna de agua, donde podrían dañar la vida silvestre marina.

Los contaminantes incluyen el isótopo radiactivo cesio-137, sustancias químicas tóxicas retardantes de llama llamadas éteres de difenilo polibromados y metales pesados, ​​como mercurio, cadmio y plomo.

Las explosiones que destruyeron los oleoductos en el Mar Báltico tuvieron lugar el 26 de septiembre.
Las explosiones que destruyeron los oleoductos en el Mar Báltico tuvieron lugar el 26 de septiembre.

Sanderson, quien participó en la evaluación del impacto ambiental cuando se colocaron originalmente las tuberías de Nord Stream, afirma que “estas explosiones tuvieron lugar muy cerca del vertedero de estas armas químicas”.

Gran cantidad de sedimentos

Cuando vio las imágenes de metano liberado burbujeando sobre un área amplia alrededor de la tubería rota, "me di cuenta de que había una gran cantidad de sedimentos que llegaría de regreso a la columna de agua", dice Sanderson.

Su equipo ahora está utilizando datos del monitoreo continuo en el área para averiguar el alcance de la dispersión de los sedimentos causada por las explosiones. Luego, utilizará umbrales de toxicidad para varias especies marinas, con el objeto de saber si es probable que haya habido algún daño significativo a la vida marina. Los investigadores también han comenzado a tomar muestras de agua de mar y sedimentos del área para mejorar la precisión de sus modelos.

Cualquier sedimento que haya sido removido permanecerá en el agua del mar durante mucho tiempo

Cualquier sedimento que haya sido removido permanecerá en el agua del mar durante mucho tiempo, apunta Sanderson. El Mar Báltico es relativamente estático, sin mareas ni corrientes significativas. Además, el gradiente de temperatura en la columna de agua significa que el agua se separa en capas que no se mezclan bien. “Este penacho no se va a asentar rápidamente de nuevo”, predice.

El gasoducto Nord Stream 2 se instaló en el Mar Báltico en 2018.
El gasoducto Nord Stream 2 se instaló en el Mar Báltico en 2018.

“Creo que hay un motivo de preocupación”, desvela Rodney Forster, científico marino de la Universidad de Hull, Reino Unido, que ha trabajado mucho en el Mar Báltico. Dado el tamaño y la escala de la fuga de metano, señala, "se van a removilizar cantidades bastante grandes de sedimentos".

Posibles daños e investigación

El daño potencial a la vida silvestre podría verse atenuado por el momento de la explosión, expone John Bothwell, bioquímico marino de la Universidad de Durham, Reino Unido. “Los ciclos de la vida marina generalmente comienzan a disminuir para el invierno a mediados de octubre”, agrega.

"Todavía hay muchas cosas que pueden dañarse: las floraciones tardías de algas no son infrecuentes en esta época del año, y tendrían efectos colaterales si se deterioran"

El sitio de la explosión se encuentra en un área de desove de bacalao, pero éste, generalmente, ocurre en primavera. "Pero, todavía hay muchas cosas que pueden dañarse: las floraciones tardías de algas no son infrecuentes en esta época del año, y tendrían efectos colaterales si se deterioran", agrega Bothwell.

Una imagen de los gaseoductos antes de explosionar.
Una imagen de los gaseoductos antes de explosionar. Foto: IStock,

Por su parte, Forster manifiesta que los científicos con sede en los países que bordean el área podrían proporcionar datos útiles. "Alemania, Suecia y Dinamarca tienen buenos buques de investigación en la zona, con gran actividad científica. Cualquier sedimento transportado hasta la superficie debería ser visible en las imágenes de los satélites”, defiende Forster.

“Me preocupa el hecho de que éste sea un sedimento muy contaminado”

Los resultados tardarán en llegar y Sanderson está ansioso por ver qué muestran. “Me preocupa el hecho de que éste sea un sedimento muy contaminado”, adverte. “Solo tenemos que averiguar si es el caso o no, y en este momento, realmente no lo sé”, concluye.

Fuente: Nature.