Cómo la decoración influye en el cerebro y el estado de ánimo

La neuroarquitectura ha demostrado que la decoración de un hogar no solo es importante para la organización del espacio y la luz, sino que, además, influye en el cerebro y las emociones.

Según Freehand Arquitectura, la decoración afecta al estado de ánimo.
Según Freehand Arquitectura, la decoración afecta al estado de ánimo.

Decorar es algo más que crear ambientes siguiendo las últimas tendencias. Al elegir las formas y colores, se influye sobre el cerebro de los habitantes e invitados. Freehand Arquitectura, el estudio Boutique de Arquitectura Passive House Designers, lo cuenta todo acerca de cómo la decoración afecta al estado de ánimo.

Homefullnes

El mindfullnes, aplicado a la decoración, consiste en conseguir un espacio agradable, que transmita paz y ayude a conectar con uno mismo. Esta “decoración consciente” se pone en práctica escogiendo materiales naturales y piezas artesanales, aprovechando la luz natural y apostando por un espacio limpio y ordenado, fundamental para lograr también un orden mental.

Colores

En primavera y verano, se apuesta por los colores fríos y en otoño por los colores cálidos, para sobrellevar mejor las temperaturas de cada temporada y mejorar el estado de ánimo. Los tonos cálidos, como el rojo y el naranja, favorecen la sensación de alegría y dinamismo, pero llevados al extremo, pueden provocar agresividad. Lo ideal es usarlos en la tapicería y elegirlos para el salón o la parte del hogar para compartir momentos con allegados.

Los tonos cálidos favorecen la sensación de alegría y dinamismo.
Los tonos cálidos favorecen la sensación de alegría y dinamismo. Foto: IStock.

Los colores fríos como el verde, el azul y el malva transmiten serenidad, tranquilidad y relajación

Los colores fríos como el verde, el azul y el malva transmiten serenidad, tranquilidad y relajación. Son ideales para dar más amplitud a espacios pequeños y para fomentar la creatividad, pero si se usan en exceso, la habitación puede adquirir un carácter impersonal y deprimente.

Iluminación

Con una buena luz aumentan los niveles de energía, mientras que una iluminación deficiente contribuye a la depresión. Hay que procurar organizar el espacio para dejar pasar la luz natural, ya que estimula la producción de serotonina y endorfinas.

Techos

La neuroarquitectura ha demostrado que los techos altos favorecen la creatividad, mientras que los techos bajos dan paz ayudando a la relajación y la concentración.

Líneas y formas

Las líneas y formas simples y la redondez impulsan la sensación de descanso. Con respecto a las geometrías, mejor que estimulen la vista y sean agradables a los ojos.

Orden

El orden, la limpieza y la ventilación son imprescindibles para aclarar las ideas y gozar de un espacio armonioso.
El orden, la limpieza y la ventilación son imprescindibles para aclarar las ideas y gozar de un espacio armonioso. Foto: IStock.

El orden, la limpieza y la ventilación son imprescindibles para aclarar las ideas y gozar de un espacio armonioso. Hay que mantener un orden riguroso con todos los objetos que van a permanecer en el hogar; si, además, se rodea de imágenes y objetos con un significado emocional, aumentará la sensación de bienestar.

Naturaleza

Tener plantas y flores en casa disminuye el estrés, aumenta la productividad y la concentración y mejora la calidad del aire. Además, de ser una fantástica opción en cuanto a lo estético se refiere.

Fuente: Freehand Arquitectura.