Cómo los buscadores de oro contribuyeron al desarrollo de California

La fiebre del oro de California fue un episodio notable en la historia de Estados Unidos, provocado por el descubrimiento de este metal en Sutter's Mill, en 1848. Miles de buscadores de oro acudieron en masa a la región con la esperanza de enriquecerse.

Elena Lozano

Buscadores de oro, en el río Mokelumne, en California.
Buscadores de oro, en el río Mokelumne, en California.

El primer descubrimiento de oro de California tuvo lugar el 24 de enero de 1848, cuando un carpintero de Nueva Jersey, James Marshall, vio una pepita en una carrera de molino que estaba construyendo en el aserradero de John Sutter. El descubrimiento se mantuvo en secreto a propósito, pero se corrió la voz. Y, para el verano de 1848, los buscadores de oro comenzaron a inundar el área alrededor de Sutter's Mill, en el centro-norte de California.

Hasta la fiebre del oro, su población era de unos 13.000 habitantes, la mitad de los cuales eran descendientes de los colonos españoles originales. Estados Unidos había adquirido California al final de la Guerra Mexicana, y podría haber permanecido escasamente poblada durante décadas si el atractivo de este preciado metal no se hubiera convertido en una atracción repentina.

La mayoría de los buscadores de oro en 1848 era colonos que ya habían estado en California. Pero, la confirmación de los rumores lo cambió todo de manera profunda

La mayoría de los buscadores de oro en 1848 era colonos que ya habían estado en California. Pero, la confirmación de los rumores lo cambió todo de manera profunda.

Y es que el gobierno federal envió a un grupo de oficiales del Ejército de EE UU a investigar los rumores en el verano de 1848. Y, ese otoño, llegó a las autoridades federales en Washington el resultado de la expedición, junto con muestras de oro.

En el siglo XIX, los presidentes presentaban su informe anual al Congreso (el equivalente al Discurso del Estado de la Unión) en diciembre. El presidente James K. Polk presentó su último mensaje anual el 5 de diciembre de 1848. Mencionó específicamente el hallazgo de oro en California.

Al principio, los buscadores de oro eran colonos de California.
Al principio, los buscadores de oro eran colonos de California.

Los periódicos, que típicamente imprimían el mensaje anual del presidente, publicaron el mensaje de Polk. Y los párrafos que hacían referencia al descubrimiento llamaron mucho la atención, especialmente, a los buscadores de oro.

El mismo mes, el informe del coronel RH Mason del Ejército de los EE UU comenzó a aparecer en los periódicos del Este. Mason describió un viaje que había hecho a través de la región del oro con otro oficial, el teniente William T. Sherman (quien alcanzaría gran fama como general de la Unión en la Guerra Civil).

Establecieron que los rumores sobre el oro eran completamente ciertos. Mason describió cómo se estaba encontrando en los lechos de los arroyos y también habló los detalles financieros de los hallazgos

Mason y Sherman viajaron al centro-norte de California, se reunieron con John Sutter y establecieron que los rumores sobre el oro eran completamente ciertos. Mason describió cómo se estaba encontrando en los lechos de los arroyos y también habló los detalles financieros de los hallazgos. Según las versiones publicadas del informe de Mason, un hombre ganó 16.000 dólares en cinco semanas y le mostró 14 libras de oro que había encontrado la semana anterior.

Los lectores de periódicos en el este se quedaron atónitos y miles de personas tomaron la decisión de llegar a California. Viajar era muy difícil en ese momento, ya que los "argonautas", como se llamaba a los buscadores de oro, podían pasar meses cruzando el país en carreta o navegando desde los puertos de la costa este, alrededor de la punta de América del Sur y luego hacia California. Algunos acortaron el tiempo del viaje, navegando a América Central, cruzando por tierra y luego tomando otro barco a California.

El impacto de los buscadores de oro en California

Las migraciones masivas de miles de buscadores de oro a la zona tuvieron un impacto inmediato. Mientras que los colonos se habían estado moviendo hacia el oeste a lo largo de Oregon Trail durante casi una década, California de repente se convirtió en el destino preferido.

Miles de personas tomaron la decisión de llegar a California, pero viajar hasta allí era era muy difícil.
Miles de personas tomaron la decisión de llegar a California, pero viajar hasta allí era era muy difícil.

Cuando la administración de James K. Polk adquirió este territorio unos años antes, en general se creía que tenía potencial, ya que sus puertos podrían hacer posible el comercio con Asia. Sin embargo, el descubrimiento de oro y la gran afluencia de colonos aceleraron enormemente el desarrollo de la costa oeste.

San Francisco, un pequeño pueblo con una población de alrededor de 800 habitantes en 1848, ganó otros 20.000 residentes al año siguiente y estaba muy cerca de convertirse en una ciudad importante

El año 1849 se volvió legendario. Muchos miles de buscadores de oro, conocidos también como "Forty-Niners", corrieron para llegar a California. En unos pocos años, pasó de ser un territorio remoto escasamente poblado a un estado próspero. San Francisco, un pequeño pueblo con una población de alrededor de 800 habitantes en 1848, ganó otros 20.000 residentes al año siguiente y estaba muy cerca de convertirse en una ciudad importante.

El frenesí de los buscadores de oro por llegar al se vio acelerado por la creencia de que las pepitas que se encontraban en los lechos de los arroyos no se hallarían por mucho tiempo. En el momento de la Guerra Civil, la fiebre del oro prácticamente había terminado. Pero el descubrimiento tuvo un impacto duradero no solo en esta zona sino en el desarrollo de todo Estados Unidos.

Fuente: Thougthco.