Los castillos más bonitos de Dinamarca

Dinamarca es cocina de vanguardia, diseño, urbes limpias y ciudadanos felices. Sin embargo, también dispone de un buen puñado de impresionantes castillos, que lo convierten en un destino digno de visitar. Os mostramos algunos de ellos.

Lourdes Fernández

Egeskov es uno de los castillos más bellos de Dinamarca.
Egeskov es uno de los castillos más bellos de Dinamarca.

Muchos visitantes de Dinamarca se sienten atraídos por su innovadora cocina nórdica, su vanguardista diseño, sus ciudades limpias, su costa azotada por el viento o su red de bicicletas, todo lo cual ayuda a que sea uno de los países más felices de la Tierra.

Pero hay otro conjunto de atracciones turísticas más antiguas que hacen que valga la pena visitarlo: sus castillos.

Este pequeño país escandinavo tiene una impresionante colección de palacios, que van desde fortalezas de islas abandonadas hasta viviendas reales de Shakespeare, elegantes castillos de agua y retiros reales en el campo. Estos son algunos de los mejores.

1. Kronborg: El castillo de "Hamlet"

Puede que algo se haya podrido en el estado de Dinamarca, según "Hamlet" de Shakespeare, pero esa decadencia no ha afectado al grandioso castillo que aparece en la obra.

Vista desde el mar al castillo de Kronborg, también conocido como el castillo de Hamlet.
Vista desde el mar al castillo de Kronborg, también conocido como el castillo de Hamlet. Foto: IStock.

Kronborg, en la ciudad de Helsingør, fue inmortalizada por el dramaturgo inglés como Elsinore, el escenario de gran parte de su épica tragedia de venganza real.

Es en las almenas aquí donde los personajes Marcellus y Horatio tuvieron su conversación de "algo está podrido", citada con frecuencia. Es un lugar genial para los fanáticos de Shakespeare, pero es también increíble para las personas que no han leído o visto la obra.

La espectacular fortaleza protegida por la UNESCO se encuentra sobre el estrecho de Øresund, a solo cuatro kilómetros al otro lado del agua desde Suecia

La espectacular fortaleza protegida por la UNESCO se encuentra sobre el estrecho de Øresund, a solo cuatro kilómetros al otro lado del agua desde Suecia. Está lleno de misteriosos caminos, pasillos y mazmorras.

Construido en el siglo XV como un punto fronterizo vital para los barcos que viajaban por el estrecho hacia y desde el Mar Báltico, fue en su día uno de los castillos más destacados y poderosos de Europa.

2. Frederiksborg

Cualquiera a quien le gusten sus castillos perfectos para postales adorará Frederiksborg. ¿Qué puede ser más pintoresco que un gran palacio renacentista sobre el agua rodeado de hermosos jardines barrocos?

Frederiksborg, el sitio renacentista más grande de Escandinavia
Frederiksborg, el sitio renacentista más grande de Escandinavia. Foto: IStock.

Frederiksborg fue el primer castillo danés que se construyó tierra adentro y siempre estuvo destinado a fines recreativos más que defensivos, lo que explica el aspecto de cuento de hadas.

En el interio, se encuentra la galería de retratos más grande de Dinamarca, así como un tentador laberinto de salas decoradas

Numerosas torres, fuentes, estatuas, torrecillas y chapiteles realzan su encantador encanto. En el interior, se encuentra la galería de retratos más grande de Dinamarca, así como un tentador laberinto de salas decoradas.

3. El Hermitage

Aunque técnicamente no es un castillo sino un pabellón de caza, el Hermitage es una parte indiscutible del patrimonio danés de los castillos.

Lo que hace que esta área sea realmente única no es necesariamente la arquitectura en sí, aunque es un hermoso palacio barroco en miniatura que albergaba banquetes durante las escapadas de caza reales. Lo que hace que éste se destaque es el paisaje en el que se encuentra.

el Hermitage Hunting Lodge fue donde el rey danés Christian VI del siglo XVIII entretuvo a sus amigos.
El Hermitage Hunting Lodge fue donde el rey danés Christian VI del siglo XVIII entretenía a sus amigos. Foto: IStock.

En 2015, la UNESCO inscribió el Dyrehave (o Deer Park) que lo rodea en su lista del Patrimonio Mundial como un paisaje de caza clásico del norte de Zelanda.

Hoy en día, los ciervos ya no se cazan en Dyrehave. En cambio, se mezclan con los visitantes del bosque, lo que se suma a la atmósfera mágica de cuento de hadas.

4. Amalienborg

Londres tiene el Palacio de Buckingham, Copenhague tiene Amalienborg. Ambos tienen reinas en residencia y ambos países son monarquías constitucionales. Ambos palacios están custodiados por la guardia real, para deleite de los turistas.

Amialienborg consta de cuatro edificios idénticos diseñados inicialmente para los nobles de la capital danesa

La diferencia es que Amialienborg consta de cuatro edificios idénticos diseñados inicialmente para los nobles de la capital danesa.

Guardia real en el castillo de Amalienborg.
Guardia real en el castillo de Amalienborg. Foto: IStock.

La familia real se mudó aquí a fines del siglo XVIII, después de un incendio que destruyó su antigua casa en el Palacio de Christiansborg, que ahora es la sede del gobierno del país.

Amialienborg se abre al público de vez en cuando, lo que permite a los visitantes ver cómo viven la reina y el rey.

5. Fredensborg

Fredensborg bien puede ser el castillo que más aman los miembros de la realeza danesa.

La reina Margarita celebra su cumpleaños aquí, la reina madre Ingrid la convirtió en su residencia privada, la princesa Benedikte celebró su boda en la capilla del palacio y el príncipe heredero Frederik y la princesa heredera María la utilizan como hogar de primavera y otoño.

El castillo de Fredensborg es la residencia favorita de la reina danesa.
El castillo de Fredensborg es la residencia favorita de la reina danesa. Foto: IStock.

Con su apariencia reservada pero hermosa, infinitos jardines barrocos, exuberantes bosques circundantes y un entorno tranquilo, es fácil ver el atractivo.

También hay una sensación de retiro real. Los jardines están abiertos todo el año y el palacio se puede visitar en ocasiones especiales, por lo que merece la pena estar atento a su web.

6. Christiansborg

Hay un lugar en Copenhague diferente a cualquier otro lugar del mundo. Ubicado en el islote central de Slotsholmen, el Palacio de Christiansborg es el único edificio en la Tierra que alberga las tres ramas oficiales del poder: ejecutivo, legislativo y judicial.

También se conoce como "Borgen" ("el castillo"), un nombre que comparte con un drama político danés internacionalmente popular que se desarrolla en Christiansborg y sus alrededores

Si bien puede parecer una idea bastante arriesgada poner a todos en el mismo lugar, la historia de éxito de Dinamarca como país parece demostrar lo contrario.

el Palacio de Christiansborg es la sede del Parlamento danés.
El Palacio de Christiansborg es la sede del Parlamento danés. Foto: IStock.

También se conoce como "Borgen" ("el castillo"), un nombre que comparte con un drama político danés internacionalmente popular que se desarrolla en Christiansborg y sus alrededores.

Los miembros de la realeza también tienen su rincón aquí, organizando recepciones y reuniones con las delegaciones oficiales.

7. Rosenborg

Si bien muchos castillos daneses todavía tienen que ver con la familia real actual, Rosenborg lleva a los visitantes en un viaje para descubrir todo sobre el pasado real del país.

Esta joya de la arquitectura renacentista en Copenhague es, de hecho, un museo
Esta joya de la arquitectura renacentista en Copenhague es, de hecho, un museo. Foto: IStock.

Esta joya de la arquitectura renacentista en el centro de Copenhague es, de hecho, un museo que exhibe las fascinantes Colecciones Reales. Éstas incluyen las joyas de la corona y Regalia, una alfombra de coronación y la silla del trono de Dinamarca, que puede ver, pero no sentarse.

Aparte de las espléndidas exhibiciones, el paseo por los numerosos pasillos ricamente decorados y los caminos del castillo son una fiesta arquitectónica.

8. Egeskov

Con fosos y puentes levadizos, amplios patios y bonitos jardines, Egeskov tiene un aspecto de auténtico cuento de hadas.

Este castillo se encuentra en el interior del país y cuenta con fosos y puentes levadizos.
Este castillo se encuentra en el interior de Dinamarca y cuenta con fosos y puentes levadizos.

Conveniente y románticamente ubicado en el centro de la región de Fionia del sur de Dinamarca, este lugar es uno de los muchos castillos de propiedad privada de Dinamarca.

En el interior, se encuentra una impresionante casa de muñecas de 3.000 piezas construida a mano por la compañía irlandesa James Hicks & Sons, a principios del siglo XX

En el interior, muy bien cuidado, en el Titania's Palace, se encuentra una impresionante casa de muñecas de 3.000 piezas construida a mano por la compañía irlandesa James Hicks & Sons, a principios del siglo XX.

El palacio también tiene una exhibición de coches clásicos con más de 50 vehículos de diferentes épocas. Varios laberintos de setos ofrecen la oportunidad de perderse por completo en las instalaciones del castillo.

9. Hammershus

Elevándose sobre los acantilados rocosos del extremo norte de la isla de Bornholm se encuentra la épica Hammershus, considerada la fortificación medieval más grande del norte de Europa.

Hammershus, ahora en ruinas, era la fortificación medieval más grande de Escandinavia.
Hammershus, ahora en ruinas, era la fortificación medieval más grande de Escandinavia.

Aunque ahora en ruinas, sus muros cuentan innumerables historias de cruzadas bálticas, feroces batallas y la vida cotidiana en la Edad Media.

Este vasto complejo sirve como telón de fondo perfecto para disfrutar de los magníficos paisajes de la zona rural de Bornholm

Hoy en día, este vasto complejo sirve como telón de fondo perfecto para disfrutar de los magníficos paisajes de la zona rural de Bornholm, así como de las espectaculares vistas del mar Báltico.

Fuente: CNN Travel.