El camuflaje de diez asombrosos animales

Algunos animales no solo conocen su entorno, son su entorno. O al menos eso es lo que piensan los enemigos de estas diez especies con increíbles habilidades de camuflaje.

Elena Lozano

El zorro ártico es uno de los animales que usan el camuflaje para defenderse de sus depredadores.
El zorro ártico es uno de los animales que usan el camuflaje para defenderse de sus depredadores.

El camuflaje es un arte antiguo, y las especies de todo el planeta dependen de él diariamente para sobrevivir. Ya sea que se trate de un gecko, que se mezcla con la corteza, o de un jaguar, que se desvanece en el follaje, mezclarse con el entorno puede significar la diferencia entre comer y ser comido. Te invitamos a conocer diez de estas increíbles criaturas.

1. Camaleón

Pocos animales son tan famosos por su camuflaje como los camaleones, cuyas habilidades para cambiar de color los han convertido en iconos de adaptabilidad. La clave es el cromatóforo, un tipo de célula pigmentada que se encuentra debajo de la piel exterior transparente de los camaleones. Sin embargo, contrariamente a la creencia popular, éstos en realidad no cambian de color para camuflarse. Los científicos creen que lo hacen para comunicarse.

Ciertos tonos señalan ciertos estados de ánimo; los camaleones oscurecen sus colores cuando tienen miedo y los iluminan cuando están excitados

Ciertos tonos señalan ciertos estados de ánimo; los camaleones oscurecen sus colores cuando tienen miedo y los iluminan cuando están excitados. Algunos colores anuncian que el animal está listo para aparearse.

Los camaleones son famosos por su capacidad de camuflaje.
Los camaleones son famosos por su capacidad de camuflaje. Foto: IStock.

Otra razón por la que cambian de color es para regular su temperatura corporal.

2. Oruga común del barón

Si eres un pájaro hambriento en el oeste de Malasia, necesitarás mucha suerte para encontrar orugas de barón comunes. Muchas otras larvas de mariposas se mezclan con las plantas locales, pero pocas pueden desaparecer en la vegetación como éstas.

Estas orugas consiguen desaparecer en la vegetación.
Estas orugas consiguen desaparecer en la vegetación.

Las orugas de Baron desarrollaron sus elaboradas formas y colores con el único propósito de esconderse de los depredadores. Esto aumenta sus probabilidades de sobrevivir el tiempo suficiente para convertirse en mariposas comunes y, por lo tanto, reproducirse.

3. Caballito de mar pigmeo

Los arrecifes de coral son lugares difíciles para vivir, por lo que sus residentes a menudo usan camuflaje para mantenerse a salvo. Ésta es un área donde sobresale el caballito de mar pigmeo.

El caballito de mar pigmeo usa el camuflaje para mantenerse a salvo.
El caballito de mar pigmeo usa el camuflaje para mantenerse a salvo.

Con menos de una pulgada de largo y salpicado de protuberancias redondas llamadas tubérculos, este pequeño caballito de mar se ha diseñado para que coincida exactamente con el coral que habita. Se mezcla tan bien que los humanos solo lo descubrieron después de aparecer entre los corales capturados en la naturaleza en un acuario.

4. Gecko de cola de hoja cubierta de musgo

Puede parecer que este lagarto ha sido invadido por musgo, pero esa es su piel. Encontrado solo en los bosques de Madagascar, el gecko de cola de hoja cubierto de musgo tiene un nombre acertado.

Este animal tiene un nombre de lo más acertado.
Este animal tiene un nombre de lo más acertado.

Pueden cambiar el color de su piel para que coincida con su fondo

Dado que vive en los árboles, ha evolucionado para tener una piel de color musgo y corteza, que completa con colgajos dérmicos (piel) que eliminan su contorno, al evitar que su cuerpos proyecte sombras. Como beneficio adicional, al igual que los camaleones, estos animales también pueden cambiar el color de su piel para que coincida con su fondo.

5. Lechuza oriental

La lechuza oriental es otra maestra del camuflaje. Su color tostado, gris y blanco se mezcla a la perfección con la corteza de los árboles, haciéndolo prácticamente desaparecer cuando se esconde en las cavidades de los árboles. También tiene plumas que sobresalen de su cabeza que rompen su contorno, haciéndolo más difícil de ver.

La lechuza oriental desaparece prácticamente en las cavidades de los árboles.
La lechuza oriental desaparece prácticamente en las cavidades de los árboles.

Otro tipo de búho chillón del este llamado "morfo rojo" o "morfo rufo" tiene una coloración más marrón rojiza. Éste se ubica entre pinos y hojas cambiantes, por lo que su camuflaje es tan efectivo como el de su contraparte gris.

6. Boca de rana rojiza

Aunque no es un búho en sí mismo, la boca de rana leonada se camufla de manera similar a la lechuza oriental. También tiene una coloración que le ayuda a mezclarse con los árboles que frecuenta.

La boca de rana leonada se camufla de manera similar a la lechuza oriental.
La boca de rana leonada se camufla de manera similar a la lechuza oriental.

Sin embargo, tiene una ventaja adicional: la habilidad de imitar las ramas de los árboles. Es capaz de permanecer inmóvil durante largos períodos de tiempo, algo que combina con plumas diestras que se pueden aplanar, de tal forma que puede volverse prácticamente indetectable.

Se sientan y esperan a que sus futuras presas, principalmente insectos, se acerquen a ellas mientras permanecen inmóviles en los árboles

Estas criaturas pueden incluso encontrar su comida mientras permanecen camufladas. No vuelan ni usan sus garras para atrapar presas. En cambio, se sientan y esperan a que éstas, principalmente insectos, se acerquen a ellas mientras permanecen inmóviles en los árboles.

7. Chotacabras egipcio

Los chotacabras son aves nocturnas de tamaño mediano que se encuentran prácticamente en todo el mundo. A menudo se les llama "chupacabras", debido a un falso mito sobre el robo de leche de cabra (no lo hacen, simplemente se quedan cerca de las cabras para comer los insectos que atraen).

Cada ejemplar de esta especie se ve diferente y cada uno elige su sitio de anidación personal.
Cada ejemplar de esta especie se ve diferente y cada uno elige su sitio de anidación personal.

Las habilidades de camuflaje de los chotacabras se pueden atribuir a su intelecto y pensamiento estratégico

Anidan en el suelo, lo que los convierte en blancos fáciles, razón principal por la que necesitan ocultarse.

En lugar de cualquier coloración específica de la especie, las habilidades de camuflaje de los chotacabras se pueden atribuir a su intelecto y pensamiento estratégico. Cada ave se ve diferente y cada una elige su sitio de anidación personal, en función de lo que mejor complemente sus marcas individuales. Esto asegurará tanto su propia supervivencia como la de su descendencia.

Una investigación publicada en 2017 sobre el tema presentó dos teorías sobre cómo los chotacabras desarrollan esta habilidad.  Primero, es que son conscientes de su propia apariencia. Alternativamente, las aves pueden haber aprendido con el tiempo qué tipos de fondos son más efectivos para camuflarse y quedarse con ellos.

8. Zorro ártico

El pelaje del zorro ártico hace que desaparezca en la nieve.
El pelaje del zorro ártico hace que desaparezca en la nieve.

El pelaje blanco puro del zorro ártico puede llamar nuestra atención por su belleza, pero hace lo contrario a los depredadores en la tundra. Este atuendo ideal ayuda a que desaparezca entre la blanca nieve, escondiéndolo de las águilas, osos polares y lobos que lo cazan. Como beneficio adicional, la piel lo mantiene lo suficientemente caliente en temperaturas tan bajas como 58 grados bajo cero.

Cuando cambian las estaciones, el zorro ártico se despoja de su pelaje blanco y se pone uno marrón y rubio, para ayudarlo a mezclarse con las rocas y las plantas

Pero, ¿qué sucede cuando el clima se calienta y la nieve se derrite? Cuando cambian las estaciones, el zorro ártico se despoja de su pelaje blanco y se pone uno marrón y rubio, para ayudarlo a mezclarse con las rocas y las plantas.

9. Jaguar

Como el tercer felino más grande del mundo, el jaguar se mantiene en las densas selvas tropicales y los humedales. Su pelaje moteado leonado lo hace fácilmente reconocible para nosotros, pero difícil de localizar para otros animales.

El pelaje del jaguar lo hace difícil de localizar.
El pelaje del jaguar lo hace difícil de localizar.

Puede ser fácil confundirlo con animales, como guepardos y leopardos, debido a sus patrones similares. Si bien todos sus pelajes los ayudan a ocultarse, la herramienta de camuflaje del jaguar es única debido a sus rosetas irregulares (marcas circulares) y las pequeñas manchas dentro de ellas.

Su camuflaje ha sido insuficientes para esconderlo de su depredador más peligroso: losel ser humano

Desafortunadamente, éstas han sido insuficientes para esconderlo de su depredador más peligroso: lel ser humano. Una vez extendidos por América del Norte y del Sur, los jaguares ahora están restringidos a este último, además de algunos reductos centroamericanos y, posiblemente, algunos en México. Uno de los últimos jaguares salvajes en los Estados Unidos fue asesinado en 2018.

10. Insecto palo

El camuflaje del insecto palo hace que éste sea muy difícil de detectar.
El camuflaje del insecto palo hace que éste sea muy difícil de detectar.

Si bien la mayoría de los animales necesita un fondo específico para que su camuflaje sea efectivo, algunos están tan bien disfrazados que son difíciles de detectar en casi cualquier lugar. Los insectos palo son un buen ejemplo, con cuerpos en forma de ramitas que les permiten volverse prácticamente invisibles con solo quedarse quietos.

A menudo de color marrón o verde, se quedan quietos cuando se sienten amenazados, y se balancean para imitar una rama que se mueve con el viento

Existen miles de especies en todo el mundo, que varían en tamaño. A menudo de color marrón o verde, se quedan quietos cuando se sienten amenazados, y se balancean para imitar una rama que se mueve con el viento.

Sin embargo, eso no quiere decir que no puedan ser asertivos. El insecto palo americano, por ejemplo, puede rociar un ácido suave de dos glándulas en su tórax para frustrar a los posibles depredadores. Si entra en contacto con los ojos de un ser humano, puede quemar e incluso causar ceguera temporal.