Volvo V90, presentación

volvov9006.jpg
volvov9006.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

El segmento de las vagonetas o guayines parece languidecer ante el avasallador éxito de las SUVs/crossovers, pero contra corriente, las firmas premium continúan ofreciendo este tipo de carrocerías, que aunque tienen el Viejo Continente como principal meta, algunas han llegado a cruzar el Atlántico.

 

 

Volvo se dispone a terminar la primera fase de su reestructuración desde que dejara el ala de Ford; el último representante es la V90, la cual llega con la intención de reconquistar un segmento que dominaba con anterioridad –en Europa- y dispuesta a plantar cara a modelos de la talla de las Audi A6 Avant, BMW Serie 5 Touring y Mercedes-Benz Clase E Estate.

 

 

Todo el frente del auto y hasta el poste C es totalmente trasplantado del sedán S90. A partir de ahí, el techo continúa con una caída hasta el portón, el cual cuenta con un medallón mucho menos vertical que en sus predecesores; de hecho, la inclinación es de casi 45º, al menos en lo que se aprecia en las fotos. El interior también se comparte con el gran sedán, exudando el elegante minimalismo sueco visto en los últimos lanzamientos de la firma.

 

 

Mecánicamente, será animada por motores a diésel D4 y D5 de 190 y 235 hp, para seguir con las de gasolina T5 y T6 con 254 y 320 caballos, para quedar como tope de gama el híbrido  plug-in T8 con 408 hp y una autonomía de 50 kilómetros en modo puramente eléctrico; independientemente del impulsor que elija, todos van acoplados a un cambiador automático de ocho cambios.

 

 

Las prestaciones y el consumo se ubicarán un pico detrás del S90, gracias a un poco más de peso y un coeficiente aerodinámico ligeramente castigado, aunque de su hermano recibirá toda la parafernalia disponible en el tema de seguridad. Además de equipo “básico” como el monitoreo de punto ciego, control crucero adaptativo o sistema de frenado preventivo, hay centrado autónomo de carril hasta 130 km/h, sistema de detección de peatones y obstáculos en el camino, que es útil para captar incluso alces, renos o ganado, junto con el dispositivo Run-off Road Mitigation, que busca reducir las lesiones al salir de la carretera por algún accidente, actuando sobre la dirección y los frenos y tensando los cinturones, mientras que el asiento cuenta con un sistema que busca absorber energía cinética antes que esta llegue a la columna vertebral.

 

 

Volvo evita de momento compartir detalles como espacio de cajuela, fechas de lanzamiento, precios y si la veremos en vivo en algún Salón del Automóvil –el de Ginebra está a la vuelta de la esquina-. En cuanto tengamos los detalles se los compartiremos.

 

https://www.youtube.com/watch?v=tJOTZjrh_9I

 

 

 

 

Los mejores vídeos