Volvo S90 y V90 R-Design, presentación

volvos90rdesign201702.jpg
volvos90rdesign201702.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Volvo recién renovó por completo a su sedán insignia, el S90, que ya está próximo a llegar a Norteamérica; y aunque de la vagoneta V90 no tenemos de momento confirmación de su llegada, la firma de Gotemburgo nos hace desear más su incierto arribo al dotarla del acabado R-Design, mismo que también llega al modelo de tres volúmenes.

 


 

El paquete incluye nueva parrilla y fascias más agresivas, además de faldones, carcazas de los espejos en gris mate, escapes dobles cromados y un diseño exclusivo de rines de cinco radios dobles con terminado diamante. Al interior hay acabados especiales, asientos deportivos, pedales de aluminio e incluso la iluminación es alterada para ofrecer un ambiente más “Racing”.

 

 

"La versión R-Design ofrece una ventaja por encima de nuestro elegante modelo S90, y es que cuenta con una combinación ganadora que le aporta una conducción más deportiva, estable, y con un estilo de desempeño que es claramente visible", señala Björn Annwall, vicepresidente senior de ventas y servicio al cliente de la marca.

 

 

De momento no se especifican cuales serán las opciones mecánicas que podrán optar al acabado R-Design –ni los precios-, aunque se espera que, al menos para Europa, esté disponible con los motores T5 y T6, con sendas variantes del cuatro cilindros 2.0 litros, ajustadas para rendir 250 o 316 HP según sea la versión.

 

Si alguien desea mayor rendimiento, Volvo mantiene en vilo a sus entusiastas reservándose los detalles de las venideras variantes Polestar, que deberán ser por lo menos similares a los que recién se presentaron en la XC90 adornada con el distintivo de la estrella polar, aunque faltan varios meses para que suceda.

 

Nuestros destacados