Volkswagen Virtus 2018: presentación

volkswagenvirtus01.jpg
volkswagenvirtus01.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Derby, Polo Classic, Polo Sedán, Vento, la variante de tres volúmenes derivada del Volkswagen Polo ha recibido varios nombres en diferentes regiones y a lo largo de los años. Para su sexta generación, al menos para el mercado sudamericano, la denominación elegida es Virtus.

 

 

El nuevo Virtus mide 4.48 metros de largo, 10 cm más que el Vento, mientras que la distancia entre ejes es de 2.65 metros, 10 cm más que el modelo al que reemplaza y tanto como en su hermano mayor, el Jetta. La capacidad de cajuela declarada es de 521 litros, 66 litros más que el Vento y 11 más que el Jetta. La altura es de 1.47 metros y el ancho de 1.75 m.

 

 

En cuanto a diseño, el frente y el interior muestran una clara influencia del recién presentado hatchback, salvo por la fascia, mientras que la trasera está en línea con los sedanes actuales de la marca. En Brasil el subcompacto se ofrecerá con un tricilindro 1.0 litros turboalimentado de 128 HP y 200 Nm  (147 lb-pie) con Etanol o 115 HP con gasolina regular, con una Tiptronic de seis velocidades, aunque al parecer para el resto de la región la norma será un 1.6 litros de 110 HP y 155 Nm (114 lb-pie), acoplado a una transmisión manual de cinco relaciones o una automática de seis.

 

 

Al menos para su mercado natal, promete equipamiento (la mayor parte opcional) como cuatro bolsas de aire, control de velocidad crucero, monitoreo de presión de llantas, sensor de lluvia, luces automáticas, climatizador, alerta de fatiga, bloqueo electrónico de diferencial, control de estabilidad (que ya no es una rareza en este segmento), pantalla táctil de ocho pulgadas para el sistema de infoentretenimiento con “inteligencia artificial” que responde preguntas (al estilo de algunos Smartphones), aunque enfocado al funcionamiento del auto al tener cargada la información del manual del conductor, control de descenso de pendientes, rines de 15 a 17 pulgadas y cuadro de instrumentos digital de 10.25 pulgadas.

 

 

El Volkswagen Virtus comparte la plataforma MQB A0 con su hermano Polo, la T-Roc, los SEAT Ibiza y Arona y una nueva crossover subcompacta de desarrollo sudamericano que se fabricará en Pacheco, Argentina (lo que requerirá una inversión de 650 millones de dólares) y que llegará en 2020, con el posible nombre de Tharu. Más adelante llegará una pick-up que reemplazará a la Saveiro.

 

 

El Virtus se fabricará en la planta de  São Bernardo do Campo, Brasil y de ahí se distribuirá a toda Latinoamérica, ocupando el lugar del exitoso Vento, que hasta ahora nos llegaba de India. Para el Mercosur, la comercialización está programada para el primer trimestre de 2018, con precios por anunciar. A México no debería llegar mucho después.

 

Nuestros destacados