Volkswagen Beetle Dune: contacto exclusivo en México

vw-beetle-dune-contacto-1.jpg
vw-beetle-dune-contacto-1.jpg

Por Manuel Fernández (@Mfer_89)  Fotos: Carlos Quevedo

 

A pesar de su nombre y el marcado tratamiento decorativo, el Beetle Dune es más un capricho visual perfectamente consecuente a la identidad de un modelo que existe solo por la forma en cómo se ve y por el carisma que sigue generando la historia de su antecesor.

 

Además de los evidentes cambios externos, varía la altura al suelo con 10 milímetros adicionales. La tracción al eje delantero y los vistosos rines del mismo color de la carrocería, con 18 pulgadas y montados en llantas 235/45, confirman que el nombre Dune no anticipa un pequeño todoterreno.

 

 

Por dentro, se repiten muchos detalles típicos del Beetle, como los marcadores de temperatura del aceite, presión del turbo y un reloj sobre el centro del tablero, además de los elásticos que sirven como portaobjetos en las puertas o las grandes agarraderas en las plazas traseras.

 

Del Dune es específica la cromática amarilla en instrumentos, en todos los plásticos pintados en varias zonas o en las vestiduras mixtas. La cabina sigue resaltando más a la vista y no al tacto. En ese sentido, recuerda más a un Jetta que a un Golf. 

 

El conjunto mecánico de la unidad que nos correspondió es el del Beetle Turbo, es decir que se emplea el conocido 2.0 TFSI de 210 caballos (actualizado en su electrónica en relación a los primeros Beetle) acoplado a una transmisión DSG de seis velocidades. No hay sorpresas en la conducción, con el típico retraso de la turbina al arrancar (aunque no tan marcado debido al buen torque desde bajas) y una respuesta más que saludable para mantener un ritmo igual o superior al resto del tráfico con muy poco esfuerzo.

 

 

Las carreteras rápidas son su ambiente natural y aún apoyándose bien en curvas, pasa como en otros Beetle que por el reglaje de la suspensión deja sentirse más el peso, con un balanceo mayor que se acentúa por el comentado centímetro adicional de despeje. Esto no significa torpeza, ni mucho menos.

 

En nuestra edición 256 tendremos la prueba completa junto a otros lanzamientos inminentes en México, como el CrossGolf o el Kia Soul.

 

Los mejores vídeos