Volkswagen AG eliminará gradualmente sus V8

porsche-cayenne-panamera-nuevo-v8-2016-02_1440x655c.jpg
porsche-cayenne-panamera-nuevo-v8-2016-02_1440x655c.jpg

Por Santiago Álvarez (@santi_al91)

 

Acorde con su nuevo compromiso como empresa amigable con el medio ambiente, el Grupo Volkswagen espera que entre el 25% y el 35% de su portafolio de modelos sea de propulsión eléctrica para 2025. No necesariamente implica una ampliación de la gama actual, sino más bien la transformación de algunos productos en eléctricos o híbridos.

 

Es por ello que uno de los posibles ajustes que realice sea prescindir de sus motores de gran cilindrada, entre ellos los actuales bloques V8. Dado que la compañía quiere centrarse en el desarrollo de esquemas de propulsión alternativa, se hace más difícil justificar el desarrollo de propulsores de gran tamaño.

 

Según rumores, es factible suponer que la más reciente versrión del V8 TFSI (introducida en el nuevo Porsche Panamera Turbo) sea la última generación de motores de este tipo desarrollada por el grupo. Lo mismo ocurrirá con el nuevo motor V8 TDI con compresor eléctrico que ha estrenado la Audi SQ7 TDI. Aun así, cabe esperar que las próximas evoluciones de modelos como el Audi A8 o la Porsche Cayenne tengan esta clase de propulsores bajo el cofre.

 

Teniendo en cuenta la gran cantidad de recursos que deben invertir en el desarrollo de propulsores eléctricos y baterías para los millones de coches eléctricos que esperan vender, no nos debe sorprender si en el transcurso de una década, varios modelos de altas prestaciones y grandes dimensiones del Grupo Volkswagen son objeto de un exhaustivo downsizing

Los mejores vídeos