Un Audi RS7 autónomo en Sonoma

audisonoma0.jpg
audisonoma0.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

Audi acaba de enfrentar un RS7 de conducción autónoma a la pista de Sonoma, 45 kilómetros al norte de San Francisco y el sedán de perfil estilizado ha parado el cronómetro en 2 minutos 01.01 segundos tras recorrer el trazado de poco más de cuatro kilómetros a una velocidad promedio de 121 kilómetros por hora; lo ha logrado más rápido que muchos pilotos profesionales al volante de un auto similar, según palabras de Thomas Müller, director de sistemas de asistencia para la conducción de Audi.

 

La marca dice que el récord se logró con una “precisión uniforme”. El modelo, apodado “Robby”, es una evolución del RS7 autónomo llamado “Bobby”, el cual tiene el logro de ser el primer vehículo de conducción autónoma en completar una vuelta en el circuito de Hockenheim en Alemania a velocidades de hasta 240 kilómetros por hora. Robby no sólo es más preciso; es 400 kilogramos más ligero, esto gracias a que el hardware de manejo pierde peso y complejidad a medida que evoluciona. Robby tiene una potencia de 560 caballos.

 

Audi también ha estado probando su tecnología en vías públicas: un A7 autónomo, pero este llamado “Jack”, completó un viaje de 900 kilómetros de Silicon Valley en California hasta el Consumer Electronics Show en Las Vegas. Jack ha alcanzado en carreteras alemanas velocidades de hasta 130 kilómetros por hora.

 

Audi espera que esta tecnología llegue en el mediano plazo a sus modelos de producción; el primer modelo en recibirla será la siguiente generación del A8, que podrá manejarse por sí mismo a velocidades de hasta 60 kilómetros por hora.

Nuestros destacados