Toyota patenta tecnología para mejorar conducción

toyotaeye.jpeg
toyotaeye.jpeg

Por Edmundo Cano

 

Nos guste o no, uno de los muy probables futuros de esta industria es que llegue un momento en que el manejo de un automóvil sea por mero placer y ya no por necesidad, pues la conducción autónoma se ve cada vez más como una realidad. Pero hasta que eso no pase, las armadoras están investigando medidas para hacer el manejo actual mucho más seguro.

 

Abonando a esto, Toyota ha patentado una tecnología de detección ocular que está desarrollando para incorporarla más adelante a un dispositivo que permita escanear qué tanta atención está poniendo el conductor en el camino, mediante una cámara que monitorea constantemente las partes alta y baja de los párpados y compila datos para calcular qué tan abiertos están sus ojos.

 

Esta tecnología no es nueva pero aún está en una etapa muy temprana. Uno de sus defectos aún recurrentes es que a veces llega a confundir ojos enrojecidos con la piel de los párpados; la innovación de la nueva patente de Toyota está en que, además de monitorear la apertura del ojo, también detecta el enrojecimiento de las córneas sin confundirlo con el párpado cerrado, lo que le permite concentrar datos de mayor precisión.

 

Otros fabricantes ya trabajando en soluciones similares son General Motors, que está con un sistema que monitorea las distracciones del conductor, y Jaguar-Land Rover, que utiliza la visión del piloto para crear una imagen 3D virtual de sus entornos. 

Los mejores vídeos