Toyota Camry 2015: prueba de manejo

prueba-toyota-camry-1.jpg
prueba-toyota-camry-1.jpg

Por Ernesto Roy Fotos: Carlos Quevedo / Editado para Automóvil Online

 

La unidad que aquí se observa poco tiene que ver con la que reemplaza. Sin llegar a ser una nueva generación -es más bien un profundo facelift-, se llevaron a cabo “pequeños grandes cambios”, que significaron la sustitución o rediseño de múltiples piezas para reformar el comportamiento dinámico y la estética.

 

En cuanto a dimensiones, la carrocería es 45 mm más larga y 10 mm más ancha. No solo eso, ahora observamos una parrilla al estilo Lexus, con un patrón que juega con la textura y obtiene preponderancia en el frente.

 

En la parte trasera continúa el cambio con luces que más que una evolución de las pasadas, son una nueva propuesta; el grupo óptico hace ver la zaga más ancha. La unidad de pruebas nos llegó en su versión XSE, que además monta doble punta cromada de escape y un alerón discreto para coronar la cajuela de 437 litros de capacidad. 

 

 

Justo balance

 

En esencia, el Camry es un sedán familiar que ha ido recibiendo algunos elementos de corte más agresivo para volverlo más atractivo al público. El interior transmite esta intención, pues ofrece detalles como asientos de piel con contrastes en gamuza y costuras en rojo, patrón repetido a lo largo y ancho del habitáculo.

 

Las bancas traseras y delanteras ofrecen confort en nuestro trayecto, gozando el conductor de buena sujeción lateral, una posición de manejo no tan baja y gran visibilidad en todas direcciones.

 

El aislamiento del habitáculo con respecto al exterior fue un tema tocado en las mesas de ingeniería y diseño, pues este nuevo modelo incrementa en 30% la aplicación de material aislante en alfombras, juntas de puertas, ventanas e incluso en el parabrisas.

 

El día a día se ve beneficiado no solo con un menor nivel de ruido al interior, también con la incursión de una pantalla de 4.2 pulgadas justo entre el velocímetro y el tacómetro, donde se proyectan datos de viaje, direcciones del navegador, información de los medios digitales de entretenimiento y la presión de los neumáticos al momento.

 

La otra pantalla de siete pulgadas se encuentra en el panel central y lleva a cabo la gestión de los sistemas de entretenimiento y la configuración de múltiples aspectos del vehículo.

 

 

No todo cambia

 

Esta variante XSE lleva el V6 de 3.5 litros ya conocido, unido a una caja automática de seis cambios que manda la potencia a las llantas frontales.

 

La actualización contempla el incremento de puntos de soldadura en los marcos de las puertas, con la intención de generar mayor rigidez estructural y de esta manera poder recalibrar la suspensión para mejorar el paso por curva. Hablando de este segundo apartado, recibe un tratamiento específico para la variante aquí calificada; adicionalmente, se montan barras estabilizadoras de mayor calibre para controlar el balanceo de la suspensión en situaciones de mayor exigencia.

 

La dirección mejora con respecto al modelo que tuvimos en el Master Test de sedanes medianos (AP 224), que sufría de pesadez y poca precisión; este modelo 2015 exhibe una evolución sustanciosa. De inicio se siente más ligera y precisa, una herramienta real al controlar el auto cuando se transita por tramos de curvas. Adicionalmente a esta experiencia cooperan las paletas tras el volante, que invitan al conductor a añadir un paso de correlación con el vehículo.

 

La esencia familiar es innegable, pues el exceso de confianza nos recordará que no se trata de un deportivo, sino de un sedán con una masa de cerca de tonelada y media con tendencia al subviraje. 

 

Este sedán de Toyota luce orgulloso nuevos elementos con los cuales disputar de nuevo el liderato de uno de los segmentos más competidos de nuestro mercado.

 

 

Unidad probada

429,700 pesos (a fecha de la prueba)

 

NOS GUSTA

Ajuste de dirección

Confort a bordo

Calidad de marcha

 

NOS GUSTARíA

Todas las asistencias de seguridad disponibles

Más espacios de carga atrás

Mejor tacto en el pedal de freno

 

 

Resumen técnico

 

MOTOR

Tipo/cilindrada: V6, 3.5 l

Potencia máxima: 268 hp a 6,200 rpm

Par máximo: 336 Nm a 4,700 rpm

TRANSMISIÓN

Caja: Automática, seis velocidades

Tracción: Delantera

DIMENSIONES

Largo x ancho x alto: 480 x 182 x 147 cm

Distancia entre ejes: 277 cm

Cajuela: 437 litros

Tanque de combustible: 64 litros

Peso vacío: 1,523 kg

PRUEBAS AUTOMÓVIL (a 2,240 msnm)

0 a 400 metros: 16.25 s

Rebase 80 a 120 km/h: 5.73 s

Frenado de 100 a 0 km/h: 40.0 m

Consumo medio: 8.3 km/l

 

Nuestros destacados