Shelby Super Snake 2017, presentación

shelbysupersnake201703.jpg
shelbysupersnake201703.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Hace 55 años ya que Carroll Shelby decidió incrustar un motor V8 de origen Ford en un pequeño auto británico AC, tras soñar con una serpiente seseando sobre el cofre de su auto.

 

 

No pasó demasiado tiempo para que la relación del excriador de pollos y la firma del óvalo fuera creciendo, por lo que sólo cinco años después, Shelby se atrevió a injertar nada menos que el V8 427 de 7.0 litros del GT40 MkII, que ofrecía 520 HP, contra 335 del GT500 “convencional”.

 

 

Si bien sólo se fabricó una unidad, fue suficiente para que el apelativo Super Snake pasara a formar parte de la historia automotriz. Ahora, Shelby toma al Ford Mustang GT (a punto de ser remozado) con el interesante V8 5.0 litros Coyote y presenta una serie de paquetes de modificación que llevan la potencia de 670 hasta 750 HP.

 

 

Además de la sobrealimentación a cargo de sopladores firmados por Whipple o Kenne Bell, el preparador ha echado mano del catálogo de piezas de especialistas como Ford Performance, Borla, Wilwood y hasta Michelin, con lo que se modifica el sistema de refrigeración, los amortiguadores, los bujes, los resortes, las barras estabilizadoras y los frenos, con seis pistones adelante y cuatro atrás.

 

 

Con la transmisión automática, el Super Snake es capaz de marcar 3.5 segundos en el 0 a 100 km/h y 10.9 segundos en el cuarto de milla, eso, con neumáticos normales de calle. Si no es suficiente para ustedes, hay en opción nuevos ejes de transmisión, asientos de competencia, paquetes de refrigeración extra, pernos de rueda, jaula de seguridad y la posibilidad de prescindir de la banca trasera.

 

 

Shelby ofrece estos paquetes a partir de 69,995 dólares (casi 1.5 millones de pesos), que además de todas las piezas, incluyen el Mustang GT para modificar. Si ya tienen el suyo, modelo 2007 a 2015, el paquete solo antes de instalación cuesta 36,795 dólares (786 mil pesos); llegar a los 750 HP cuesta un extra de 6,500 dólares (139 mil pesos). Sólo se ofertarán 500 paquetes.

 

 

No está muy alejado de los 64,195 dólares que pide Dodge por un Challenger SRT Hellcat en la Unión Americana antes de impuestos ($1,111,900 en México), lo que no suena mal cuando, además de más potencia, obtienen un ahorro de peso de más de 250 kg contra el gato infernal ¿Les gustaría verlos enfrentados en pista?

 

 

"En un mundo lleno de autos estériles, el Super Snake es un retorno a una época en la que la gente disfrutaba conducir. Cuando Carroll Shelby presentó la versión Super Snake del Ford Mustang en 1967, ganó el respeto universal por sus asombrosas capacidades. Cuando Shelby American reintrodujo el Super Snake en 2007, el mundo quedó impresionado por el legítimo Muscle Car de más de 600 HP. Esa tradición continúa con nuestro nuevo Shelby Super Snake, que es mejor en todos los sentidos. El atrevido espíritu de Carroll sigue viviendo a través de este asombroso automóvil", señaló Joe Conway, codirector de Shelby.

 

https://www.youtube.com/watch?v=x-bMF_LwPtM

 

Nuestros destacados