Shelby Raptor Baja 2018, presentación

shelbyfordraptorbaja01.jpg
shelbyfordraptorbaja01.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Potencia, tamaño, capacidad fuera del asfalto. La Ford Raptor tiene todo lo que un entusiasta de las grandes pick-ups puede pedir, podríamos decir incluso más, pero para los petrolhead amantes de los grandes vehículos americanos, nunca parece haber demasiado.

 

 

En parte por ello se explica la existencia de preparadores como Shelby American, que siempre logran llevar el exceso un paso más allá. En esta ocasión toca turno a la Raptor, que de su motor V6 3.5 EcoBoost extraen 525 HP (75 más) y 610 lb-pie de par (100 más, o de 691 a 827 Nm), gracias a un filtro de aire de alto flujo, un intercooler de aluminio y una reprogramación a la ECU.

 

 

Para estar acorde con la capacidad todoterreno que se espera de la Raptor, hay neumáticos BF Goodrich KM2 de 35 pulgadas (89 cm) y amortiguadores Fox más robustos ajustables manualmente. En la estética, hay nuevas defensas que se prolongan para proteger los bajos, la delantera con una tira de LEDS y un arco de protección más agresivo en la caja.

 

 

Por dentro, hay cuero bordado a mano, acentos de fibra de carbono y una placa con la firma de Shelby. El kit de conversión cuesta 49,295 dólares (874 mil pesos), o si quieren un ejemplar ya armado y listo para usarse, la etiqueta es de 117,460 dólares (2.08 millones de pesos), aunque en caso que no sea suficiente exceso para ustedes, todavía pueden pedir una Shelby F-150 Super Snake con un V8 de 750 HP, si es que encuentran uno de los 150 ejemplares fabricados.

 

Nuestros destacados