Salón de Paris 2016: Opel Ampera-e y Karl Rocks

opelamperae12.jpg
opelamperae12.jpg

 

Por Edmundo Cano

 

La estrella del stand de Opel en el Salón de Paris fue sin duda el Ampera-e, que es en esencia un Chevrolet Bolt con emblemas de Opel, por lo que sus capacidades son básicamente las mismas que las de su primo americano. Eso significa un motor eléctrico de 204 hp y 266 lb/pie de torque y una autonomía de hasta 500 kilómetros.
 
 
Al respecto, la misma Opel es la primera en aceptar que el estándar europeo de medición del rango de los vehículos eléctricos NEDC no refleja “las condiciones reales del comportamiento de manejo”, por lo que también ha declarado que, bajo la regulación del WLTP (Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Procedure, o Procedimiento de Pruebas de Vehículos Ligeros Armonizado Mundialmente), que toma en cuenta clima, condiciones de los caminos, e incluso el estilo de manejo de los conductores, el Ampera-e ofrecerá un rango de más de 380 km.
 
La otra novedad en el stand de Opel fue el Karl Rocks, una versión del subcompacto con pretensiones todoterreno gracias a una altura al suelo mayor en 18 mm respecto al Karl normal, protecciones plásticas en los bajos del auto con insertos  de aluminio, rieles en el toldo para equipaje extra, y rines exclusivos del modelo. En el interior encontramos un nuevo material para los asientos y algunos toques de color como distintivos del Karl regular. 
 
 
Opel no comentó nada acerca de su tren motriz, pero podemos asumir que tiene bajo el cofre el mismo motor que porta el auto en el que está basado, un 3 cilindros de 1 litro con 74 hp y 70 lb/pie de torque, acoplado a una caja manual de 5 cambios.
 
 
 
Los mejores vídeos