Salón de Nueva York 2015: Mitsubishi Outlander 2016

outlander1.jpg
outlander1.jpg

Por Edmundo Cano

 


Mitsubishi presentó el muy anticipado facelift de la SUV Outlander, que busca ampliar sus ventas, que han sido más bien lentas en el último par de años. Por eso, el restyling es extenso, con más de cien cambios en su carrocería. El más dramático es, sin duda, el frente completo de la camioneta, que incluye una fascia enteramente nueva con bastantes adornos cromados, luces de posición de LEDs y una parrilla distinta. Las salpicaduras delanteras también son rediseñadas. Atrás encontramos otras calaveras de LEDs y una fascia trasera también intervenida. La selección de rines también es inédita.

 

Adentro también hay mejoras. Los materiales de las vestiduras, el cielo y los adornos y molduras son nuevos y han sido reposicionados con respecto al modelo actual, mientras que el volante y los asientos son diferentes, el trasero exhibe un nuevo sistema para reclinarse. También encontramos un sistema de infotenimiento en la consola central. Mitsubishi también señala que se ha mejorado considerablemente la insonorización de la cabina.

 

Mecánicamente, la Outlander ha sufrido cambios en su suspensión, la rigidez torsional de su plataforma, la dirección y la transmisión, por lo que las mejoras no son sólo estéticas. Bajo el cofre sigue manteniendo el mismo cuatro cilindros MIVEC de 2.4 litros y 166 hp, con opción a un V6 en Estados Unidos.

 

 

Los mejores vídeos