Salón de Nueva York 2015: McLaren 570S

570S02.jpg
570S02.jpg

Por Edmundo Cano

 

Luego de mucha especulación respecto a un nuevo modelo "entry level" de McLaren, hoy por fin fue presentado en el Autoshow de Nueva York el 570S, que a pesar de ser la puerta de entrada a la gama, es un verdadero superdeportivo que deja en claro que aun los autos más "normales" de la marca son absolutamente extraordinarios, y ofrecen prestaciones sorprendentes.

 

El 570S está construido sobre un nuevo monocasco denominado MonoCell II desarrollado completamente en fibra de carbono, gracias a lo cual pesa sólo 80 kilos. Muchas piezas de la carrocería están fabricadas en aluminio y carbono, por lo que el peso final del 570S es de apenas 1,313 kilos. El corazón del nuevo "bebé McLaren" es la versión menos potente hasta el momento del V8 biturbo de la marca, que en esta aplicación sigue desplazando 3.8 litros y entrega nada menos que 565 hp y 443 lb/pie de torque a las ruedas traseras por medio de una caja de doble embrague de siete velocidades, con lo cual logra llegar a 100 km/h en 3.2 segundos y conseguir una velocidad máxima de 328 km/h.

 

La suspensión es menos radical que en sus hermanos mayores, el 650S y el P1, pero aún así permite sacarle todo el jugo posible a las llantas Pirelli P-Zero Corsa, gracias a amortiguadores adaptables electrónicamente y barras estabilizadoras ajustables; enormes frenos carbonocerámicos son de serie. La aerodinámica carrocería es inconfundiblemente McLaren, especialmente al frente, aunque en la trasera es donde el 570S se diferencía más de otros modelos de la marca de Woking. 

 

McLaren ha trabajado duro en expandir su rango de productos. Y más versiones del 570S vendrán en el futuro, incluído un posible "cola larga", como parte de la nueva línea Sports Series de la marca.

Los mejores vídeos