Salón de Los Ángeles 2016: Lamborghini Huracán LP580-2 Spyder

lamborghinihuracanlp5802spyder201701.jpg
lamborghinihuracanlp5802spyder201701.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Quizá sea por el protagonismo del Aventador en sus variantes SuperVeloce, SV Roadster, Centenario y Centenario Roadster, o la esperada Urus, la primer SUV de la firma del astado, pero no habíamos tenido muchas noticias del segundo producto de Sant’Agata, el Huracán, desde hace varios meses.

 

 

Tal vez sea por ello que en un arranque de creatividad, los ingenieros de Lamborghini decidieron combinar las dos últimas propuestas del biplaza: el Spyder y el LP580-2, es decir, la variante purista con propulsión sencilla al eje posterior.

 

 

Estéticamente no hay sorpresas, replicando el paquete aerodinámico del LP580-2, menos agresivo pero más eficiente que el del LP 610-4, aunque prescindiendo del techo fijo para ganar uno practicable de lona sencilla que sube y baja en 17 segundos a velocidades de hasta 50 kilómetros por hora, así como paneles protectores con el borde negro, al igual que el AWD.

 

 

Mecánicamente sucede lo mismo, pues el V10 5.2 litros atmosférico queda en 580 CV (572 HP) y 533 Nm (398 lb-pie), apenas un pico detrás de la variante con tracción total, lo que no es necesariamente malo cuando percibimos más claramente los diez cilindros aullando detrás de nuestras cabezas.

 

 

Con el Launch-Control, el roadster es capaz de hacer el 0 a 100 en 3.6 segundos, con una máxima de 319 km/h. Resulta 117 kg más pesado que el modelo cerrado, pero 150 más ligero que el LP 610-4 Spyder. La masa se reparte 40/60, mientras los rines son de 19 pulgadas.

 

Las ventas comenzarán en enero. No se revela el precio, pero se espera que sea más accesible que el Spyder AWD (el coupé es unos 37,000 dólares más barato).

 

Nuestros destacados