Salón de Los Ángeles 2016: Jaguar XKSS 1957 (2017)

jaguarxkss57201701.jpg
jaguarxkss57201701.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

La I-Pace Concept fue la estrella de Jaguar en el Salón de Los Ángeles, pero no fue la única sorpresa en el evento. El auto que están contemplando en la galería es totalmente nuevo, sí, pero también es un XKSS idéntico a los de 1957, aunque cueste trabajo creerlo.

 

 

El XKSS original fue la variante de calle del multilaureado D-Type, el auto británico que recién rompió récord en subasta, pero no por ello su existencia estuvo libre de tribulaciones.

 

 

“Variante de calle” no es, como ocurre hoy en día, hablar de dos autos totalmente distintos, como pueden corroborar al ver cualquier auto de un serial de Turismos o los modelos punteros del WRC, este XKSS es esencialmente un D-Type con defensas, un parabrisas completo, un segundo puesto descubierto y una trasera sin esa obscena aleta aerodinámica.

 

 

Sólo 25 unidades fueron construidas, una tercera parte del D-Type, lo que de por sí le auguraba exclusividad, pero un incendio en la planta de Browns Lane destruyó nueve de ellos. Pero ahora, la división Jaguar Classic que se ocupa de la restauración de modelos clásicos y de crear piezas para estos, ha rescatado los nueve números de serie para volver a ponerlos en las calles. No se trata de una réplica, han sido elaborados con materiales y procesos de la época, muchos de los cuales debieron reaprender los artesanos, por lo que les ha tomado un año y medio completar este primer ejemplar, acumulando 10,000 horas-hombre de trabajo.

 

 

Para ello, pidieron prestados cuatro de los 16 ejemplares sobrevivientes y los escanearon a detalle. La chapa de magnesio de la carrocería, tal como entonces, fue estampada a mano, lo que garantiza que como en 1957, ningún auto sea exactamente igual al otro. Soldaduras de bronce, piezas de latón, cuero de grano idéntico, volante de madera, todo es un viaje en el tiempo de ida y vuelta.

 

 

¿Concesiones? Dado que no es un clásico en sí, se rediseñó el tanque de combustible para que no presentara fugas (antes era de caucho), hay cinturones de seguridad de cuatro puntos y las puertas ya no raspan en el umbral al cerrarlas, pero el motor con carburadores Weber DC03 e incluso las ruedas son iguales a las de hace casi 60 años.

 

El precio será superior al millón de Libras Esterlinas (25.5 millones de pesos), además que no hay garantía ni mantenimiento programado, pero ¿Realmente importa? Los otros ocho ejemplares se presentarán a lo largo del siguiente año.

 

Nuestros destacados