Salón de Ginebra 2018: Mercedes-AMG GT 4-Door Coupé 2019

mercedesamggt4door63s201915.jpg
mercedesamggt4door63s201915.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Mercedes-AMG no construirá una variante 63 del “Coupé de cuatro puertas” CLS de última generación. Sin embargo, lo que sí ha hecho es tomar la base del CLS (la misma del Clase E, de hecho), ha alterado sustancialmente la trasera y el frente para evocar al CoupéAMG GT y lo ha dotado de un motor V8 4.0 litros Biturbo en dos de sus tres niveles.

 

 

El resultado, es el AMG GT 4-Door Coupé, que se muestra en el Salón de Ginebra y se ofrecerá en tres ajustes, todos con tracción total y una transmisión automática de nueve velocidades.

 

 

El primero es el AMG 53, con rines de 19 pulgadas, un motor de seis cilindros en línea con “apenas” 429 HP y 520 Nm (384 lb-pie) gracias a la inducción forzada y un sistema de hibridación suave de 21 HP y 184 lb-pie, con un 0 a 100 km/h en 4.5 segundos y una velocidad tope de 285 km/h.

 

 

El AMG 63 a secas, cuenta con el esperado ocho cilindros, con un ajuste de 576 HP y 750 Nm (553 lb-pie) con un 0 a 100 km/h en 3.4 segundos y una máxima de 310 km/h, además de un sistema de embrague húmedo.

 

 

El AMG 63 S recibe ruedas de 20 pulgadas y eleva la salida a 639 caballos de fuerza y 850 Nm (627 lb-pie). Cuenta con modo Drift de serie (opcional en los otros paquetes), mientras que el 0 a 100 km/h lo alcanza en 3.2 segundos, o a decir de la marca, una décima más pronto que el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid. La velocidad máxima es de 315 km/h y no se descarta que el V8 también reciba hibridación más adelante.

 

 

Todos cuentan con un paquete de aerodinámica activa y los V8 pueden recibir dirección trasera. Al interior hay dos pantallas de 12.3 pulgadas, para el cuadro de instrumentos y el sistema de infoentretenimiento. El 63 S puede llevar frenos carbonocerámicos con pinzas color bronce. Las ventas comenzarán hasta inicios de 2019.

 

 

Al AMG GT 4-Door le acompaña el nuevo Clase A, que de momento sólo se presenta como hatchback, así como el revisado Clase C, que en su variante C 300 recibe 21 HP adicionales y el AMG C 43 llega a 385 caballos. La marca también anticipa un motor híbrido enchufable a diésel tanto para la Clase C como la Clase E con un par motor de 700 Nm (516 lb-pie), 429 (324) de ellos cortesía del impulsor eléctrico.

 

 

Por último, el Clase S Sedán recibe el acabado Maybach, mientras que las carrocerías Coupé y Cabriolet ganan ediciones Exclusive con más equipamiento de serie y la renovada Clase G muestra su nivel AMG 63 de 585 caballos.

 

Nuestros destacados