Salón de Ginebra 2017: Aston Martin lanza división AMR

astonmartinimg-20170307-wa0080.jpg
astonmartinimg-20170307-wa0080.jpg

 

Por Edmundo Cano

 

Aston Martin no sólo mostró en el Salón de Ginebra el espectacular Valkyrie, su hiper-auto desarrollado en conjunto con Red Bull Racing y el Vanquish S Volante, también anunció una nueva subdivisión llamada AMR –por Aston Martin Racing- que fungirá como el brazo de ultra-alto rendimiento de la marca, realizando versiones extremas de todos los autos presentes en la gama actual de Aston Martin, que ya en sí mismos son autos rápidos y extraordinarios. 
 
 
 
Para lanzar AMR, Aston Martin presentó dos conceptuales que no podían ser más dispares, a pesar de que manejan el mismo tratamiento estético. Por un lado, el Rapide AMR, y por el otro, el Vantage AMR Pro, ambos confirmados para producción. El Rapide AMR presume mejoras en básicamente todos los aspectos del auto, convirtiéndolo en un aún más eficiente y muy exclusivo gran turismo; el Vantage AMR Pro es todo lo contrario, una versión extrema extremadamente influenciada por el programa de competencia de Aston Martin, ilegal para circular por las calles.  
 
 
El Rapide AMR es propulsado por una preparación de 600 hp del V12 de 6 litros naturalmente aspirado, que le permite superar los 320 km/h. Su carrocería ha sido modificada para albergar varios apéndices aerodinámicos, y ensanchada para contener los nuevos rines de 21” en llantas de alto rendimiento. Su cabina presume fibra de carbono en básicamente todos los rincones que alcanza la vista, vestiduras de alcántara, y asientos casi de competencia con estructuras de fibra de carbono, presentes incluso en las plazas traseras.
 
 
El Vantage AMR Pro lleva las cosas mucho más allá, siendo básicamente una versión un poco civilizada del Vantage GT3 que corre en la categoría GTLM del WEC. Su suspensión viene directamente del auto de competencia, al igual que su motor, que en esta aplicación produce 500 hp, aplicados al pavimento vía llantas semi-slicks con rines forjados de tuerca central. Su aerodinámica es casi tan agresiva como la del auto de competencia, con un pronunciado splitter frontal de doble plano, un enorme difusor trasero y un alerón ajustable. La cabina, a pesar de compartir la alcántara con el Rapide, es básicamente de un coche de competencia, con baquets de fibra de carbono y una completa jaula antivuelcos.
 
 
El color en el que Aston Martin ha cubierto los dos modelos AMR presentados en Ginebra se llama Stirling Green, que en sí mismo es espectacular, aun siendo interrumpido por los escandalosos vivos fosforescentes. 201 ejemplares del Rapide AMR serán fabricados, mientras que solo 7 Vantage AMR Pro serán construidos. 
 
 
 
 
Nuestros destacados