Salón de Frankfurt 2017: Ferrari Portofino

portofino02.jpg
portofino02.jpg

 

Por Edmundo Cano

 

Para Frankfurt, Ferrari deja California y regresa a Italia con el Portofino, su nuevo “modelo de entrada” y reemplazo del California T. El nuevo cavallino, llamado así en honor de una pequeña ciudad portuaria al noroeste de Italia, mantiene la misma fórmula que su antecesor: un convertible con un toldo rígido automático que lo convierte en un atractivo coupé cuando está arriba, y un motor V8 biturbo de 3.9 litros que alcanza los 600 hp y 560 lb/pie de torque. Es una gran época para vivir cuando el Ferrari más básico logra estos números, gracias a los cuales alcanza los 100 km/h en 3.5 segundos, en su carrera hasta una máxima de 320 km/h. 
 
 
La transmisión es una doble embrague de 7 relaciones, que envía la potencia a la tercera generación del diferencial electrónico de la casa. La suspensión es autoadaptativa, y la dirección cuenta con asistencia electrónica; en conjunto, deben contribuir para una experiencia de manejo bastante envolvente, aunque también muy segura. 
 
 
La carrocería muestra una fuerte influencia en su diseño del también reciente 812 Superfast, sobre todo en el frente, mientras que el perfil y la trasera parecen una evolución directa de su predecesor. Ferrari ha señalado que gracias a una plataforma totalmente nueva, el Portofino es más ligero que el California T, pero no dio cifras exactas. Tampoco sabemos su fecha de lanzamiento ni su precio, aunque se espera que esté por arriba de los 200 mil dólares. 
 
Nuestros destacados