Salón de Chicago 2016: Hyundai Santa Fe y Santa Fe Sport 2017

hyundaisantafe201701.jpg
hyundaisantafe201701.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Hyundai recién anunció que cesaría la comercialización en Estados Unidos del sedán grande Azera, con miras a centrar sus esfuerzos en sus SUVs y Crossover; como un ejemplo, las Santa Fe y Santa Fe Sport lanzadas en 2012 reciben el facelift de media vida ya visto en Corea para mantenerse vigentes.

 

 

En esencia es prácticamente el mismo vehículo, al menos en las entrañas y los voladizos. La Hyundai Santa Fe –bautizada en honor a Santa Fe, Nuevo México- es una SUV mediana de 4.9 metros de largo y 2.8 m de distancia entre ejes, con tres filas de asientos, mientras que la Santa Fe Sport cuenta con un largo de 4.69 metros y 2.7 metros entre vías, además de ser rigurosamente cinco plazas; en términos prácticos, vienen a ser como las Ford Explorer-Edge o Nissan Pathfinder-Murano, aunque sin diferencias marcadas de diseño y carrocería más allá de las medidas. Los motores disponibles siguen siendo un 2.0 turboasistido con 240 hp, o un V6 Lambda II de 3.3 litros con 290 caballos.

 

 

Los cambios son ligeros, con nuevas parrillas más angulares, faros de nuevo diseño con LEDs y lo último en artilugios de asistencia a la conducción, como cámara de reversa, control crucero adaptativo con un modo de parada y arranque, advertencia de salida de carril, luces de carretera automáticas o frenado de emergencia automático con detección de peatones, con los que Hyundai afirma que el modelo alcanzará la calificación Top Safety Pick + otorgada por el IIHS.

 

 

Los precios –para Estados Unidos- tendrán un ligero incremento de entre 400 y 450 dólares (7,574 a 8,521 pesos), dependiendo de la versión. Con el éxito que han tenido las recién introducidas marcas coreanas en nuestro país, no nos sorprenda ver pronto este rediseño rodando por las calles.

 

Los mejores vídeos