Reabren fábrica de cristal de Volkswagen

vwdresdenglaesernemanufaktur.jpg
vwdresdenglaesernemanufaktur.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

El mes pasado llegó a su final la producción del Volkswagen Phaeton en la denominada Fábrica de Cristal, en Dresden, que contra lo que se esperaba, no fue cerrada y ahora servirá como escaparate de “los esfuerzos de la marca en movilidad eléctrica y digitalización”.

 

Convertida ahora en una suerte de museo, la fábrica cuenta con 50 exposiciones de carácter interactivo divididas en cuatro zonas, así como varios vehículos en exhibición que demuestran el interés de la compañía en el desarrollo de sistemas de propulsión alternativos, como el Sport Coupe Concept GTE, un híbrido enchufable con 374 HP y un rendimiento de 49 km por litro.

 

 

Volkswagen cuenta con una oferta de ocho híbridos plug-in en Europa, que se expandirá a 20 antes que termine la década. Varios ejemplares con estas características estarán disponibles para pruebas de manejo de media hora. También habrá muestras de las últimas propuestas de la marca en sistemas de asistencia a la conducción, conectividad, simuladores virtuales de manejo y movilidad en el futuro. La fábrica fue reacondicionada en diez días, aunque tampoco debió ser muy difícil reacomodar una línea de montaje que producía unas 11 unidades diarias.

 

La factoría volverá a su función primordial en un año, cuando se implementen líneas de producción flexibles para diversos vehículos de carácter premium y eléctricos. Martin Dulig, viceprimer ministro de Sajonia, uno de los invitados especiales a la reinauguración, afirmó que “la Fábrica de Cristal no sólo es una importante fuente de empleo, sino también un imán para los visitantes, estamos encantados de que la fábrica tenga futuro y estamos convencidos de que pronto estará produciendo vehículos muy modernos una vez más”.

 

Los mejores vídeos