Proterra Catalyst E2, presentación

proterracatalyste2evbus01.jpg
proterracatalyste2evbus01.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Cuando Tesla anunció la segunda parte de su Plan Maestro, prometió que tendría un vehículo de carga pesada y un autobús para el siguiente año. Pero así como surgen competidores para sus vehículos de transportación personal aquí y allá, en el transporte comercial también hay un mercado muy competido.

 

Tal es el caso de Proterra, firma americana fundada en 2004 cuya misión es sustituir los autobuses movidos por combustibles fósiles por vehículos impulsados por electricidad. Hasta hace poco, sus vehículos ofrecían hasta 415 kilómetros de rango útil, pero su última propuesta va más allá.

 

 

El Catalyst E2 se auxilia de baterías de 660 kWh para ofrecer una autonomía de hasta 563 kilómetros. Es decir, más que el actual campeón para particulares, el Tesla Model S P100D de 507 km. Y recuerden, el autobús alcanza esto llevando a 77 personas, sin pasajeros y en condiciones óptimas, la autonomía casi duplica a la del Tesla: 966 kilómetros.

 

Proterra afirma que con esto podrá cubrir prácticamente todas las rucas locales de la Unión Americana con una sola carga, aunque si la ruta es corta y requieren menos autonomía también tienen ejemplares con baterías más pequeñas, que no sólo son más baratos, son más ligeros. El Catalyst E2 declara un peso de 18 toneladas, cercano al de un autobús convencional, pero sin las baterías, gracias al uso de compuestos reforzados con fibra de carbono.

 

 

Hasta ahora han vendido 312 unidades en 35 estados, las cuales acumulan un recorrido total de más de cuatro millones de kilómetros, suficientes para dar 100 veces la vuelta a la tierra, además de un ahorro equivalente a dos millones de litros de combustible, o casi el caudal de las cataratas del Niágara. Sumen las 4,500 toneladas de emisiones de bióxido de carbono que se evitaron.

 

 

Ryan Popple, CEO de Proterra, declara que con este modelo se ha derribado la última barrera para que el mercado adopte de manera generalizada los autobuses eléctricos. El precio es de cerca de 800 mil dólares, algo más de 15 millones de pesos, que es tres veces lo que cuesta una unidad del Metrobús, aunque estas van impulsadas por diésel, el  Catalyst E2 no emite partículas y, dado el uso intensivo que recibe el transporte de pasajeros, amortiza más rápido la inversión.

 

Los mejores vídeos