Previa Salón de Frankfurt 2015: Porsche 911 2016

porsche911carrera201607.jpg
porsche911carrera201607.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

Ya les habíamos anunciado que Porsche preparaba un facelift para su modelo estrella, el 911, ahora nos muestra las primeras imágenes en sus versiones de entrada, las Carrera y Carrera S.

 

Estéticamente, como buen auto alemán y como buen Porsche, los cambios son tan ligeros que más de uno necesitará una lupa para poder apreciarlos; al frente vemos una nueva fascia con “colmillos” cerrados y luces más esbeltas, además de una barredora más prominente.

 

 

De perfil podemos observar que los retrovisores ahora van acoplados en un único montante en lugar de la “V” del modelo saliente,  mientras las manijas tienen un diseño más limpio. También hay rines de nuevo diseño.

 

 

Atrás es dónde vemos mayores cambios, con una fascia más cincelada y tubos de escape más angulares en la versión Carrera, mientras que en la S siguen siendo dobles, franqueados en ambos casos por una nueva salida de aire en el borde exterior de la parte baja. El mayor cambio es en la tapa del motor, que reemplaza las anchas barras horizontales por una verticales delgadas tipo “peine”, así como una calaveras cuyo “iris” ahora se halla inserto en una depresión bastante marcada.

 

 

Al interior apreciamos un nuevo volante con rayos formados por barras dobles (algo que se está volviendo tendencia) el cual tendrá como opción un dial giratorio para seleccionar los cuatro modos de manejo, así como un botón “Sport” para una mejora en la respuesta; el tablero cuenta con una botonería reordenada que por configuración nos recuerda al Panamera. Ahora hay con una pantalla de siete pulgadas, conectividad de Apple Carplay, una nueva charola para smartphones y un sistema de navegación optimizado.

 

 

Sin embargo, el mayor cambio está en el apartado mecánico, gracias a un nuevo motor bóxer 3.0 litros de seis cilindros con doble turbocompresor, uno por cada bancada, el cual produce 370 CV y 331 lb-pie en el Carrera y 420 CV y 368 lb-pie en el Carrera S; comparativamente el 3.4 del Carrera actual brinda 350 CV y 288 lb-pie, mientras el 3.8 del S ofrece 400 CV y 325 lb-pie en su versión más potente, ambos atmosféricos. También se agregan una suspensión activa electrónica PASM que antes era opcional; estatus que adquiere el sistema de dirección activa del eje trasero (una evolución de sistemas como el HICAS de Nissan).

 

 

Equipados con la transmisión manual robotizada Doppelkupplungs (PDK) y el paquete Sport Chrono, el Carrera Coupé detiene el reloj en 4.2 segundos en la marca de 0 a 100, mientras el Carrera S Coupé lo hace en 3.9, con una velocidad máxima de 308 kilómetros por hora; el cronómetro en Nürburgring habría caído 10 segundos con el Carrera. Tan importante como el incremento de poder, Porsche declara que ambos modelos mejoran su media de consumo homologado un 12% contra sus predecesores.

 

Al menos en Alemania, las ventas de los nuevos Porsche 911 Carrera y Carrera S comenzarán en diciembre y no, no agregarán el apelativo “Turbo” a su nombre; podremos verlos en vivo durante el Salón de Frankfurt.

 

Habrá que ver cuántos de los cambios se van permeando al resto de la gama 911 en el futuro, pues mientras cosas como las luces son casi seguras, cada modelo tiene fascias específicas, por ejemplo.

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=m8y9fdewUck

 

Nuestros destacados