Porsche también considera abandonar el diésel

porschemissioneconcept201552.jpg
porschemissioneconcept201552.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

En las últimas semanas, nos enterábamos que Volvo decidía dejar atrás el desarrollo de motores a diésel para centrarse en vehículos de propulsión híbrida o totalmente eléctrica. Mientras que algunos agoreros calificaron el movimiento como demasiado arriesgado, otros más visionarios lo aplaudieron, pues consideran que es simplemente un movimiento que anticipa al resto de la industria ante futuras regulaciones.

 

Como una muestra, Lexus ha ido despidiendo sin demasiado ruido su gama diésel para centrarse en vehículos híbridos, mientras que Tesla triunfa sin gastar –al menos de manera directa- una sola gota de gasolina, BMW amplía cada vez más su gama de autos de propulsión alternativa y prácticamente todos los fabricantes de lujo tendrán al menos un modelo eléctrico en su gama en el próximo lustro.

 

 

Y como resultado de lo que sucede al interior de su conglomerado (VW y Audi también apuestan fuerte por lo eléctricos a futuro), ahora es Porsche la que nos comparte que está estudiando seriamente dejar de desarrollar vehículos a diésel, por lo que la actual generación de modelos impulsados por este combustible podría ser la última.

 

Porsche ha invertido 1,000 millones de dólares para reacondicionar su planta de Stuttgart para producir su venidero sedán eléctrico, el Mission E, por lo que semejante gasto implica necesariamente aprovechar las instalaciones para  más modelos. La firma ha hecho importantes avances en electrificación, al menos en lo que respecta a impulsores híbridos, como lo demuestra el 918 Spyder de 887 HP o el Panamera Turbo S E-Hybrid de 680 caballos, por lo que deportivos movidos únicamente por electricidad no suena descabellado en el mediano plazo, más cuando recordamos que el récord absoluto para el circuito de Nürburgring actualmente pertenece a un eléctrico.

 

Oliver Blume, CEO de Porsche, considera que a finalizar esta década estarán en condiciones de concretar una decisión al respecto, pero asegura que en los próximos 10 a 15 años, los motores de combustión pura tienen un lugar asegurado junto con los modelos híbridos y eléctricos de su gama. Respecto a estos últimos, afirma que aprovecharán las sinergias con Audi para el desarrollo de más eléctricos.

 

Nuestros destacados