Porsche promete mantener motores de aspiración natural

porsche911gt3201811.jpg
porsche911gt3201811.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Hubo un tiempo en que marcas como Honda, Toyota o Ferrari desarrollaban máquinas deportivas de calle con límites irreales de revoluciones con el fin de tratar de extraer la mayor cantidad de potencia posible sin tener que recurrir a la inducción forzada.

 

Sin embargo, las cada vez más estrictas normas de consumo, emisiones y tamaño de motores han obligado a estos y otros fabricantes a incluir algún tipo de asistencia a la alimentación de aire sí o sí.

 

 

Porsche es una de esas especialistas, pues reservaba la sobrealimentación únicamente para algunos de sus vehículos más potentes (Turbo, GT2), pero poco a poco, los motores turboalimentados han ido colándose no sólo entre su vehículos de perfil más familiar, como la Cayenne o el Panamera, sino que recién coparon casi toda la oferta de sus deportivos 911 y 718 Boxster y Cayman.

 

Y “casi” es la palabra clave. Luego que comenzaran rumores de que el próximo 911 GT3 también podría ser turboalimentado, Frank-Steffen Walliser, director de autos GT de competencia y de calle de Porsche, declaró que la marca se aferrará a los motores de alimentación natural tanto como se lo permita la legislación, lo mismo indicó para los propulsores “a espaldas” del conductor.

 

 

Pese a la mayor eficiencia de las cajas automáticas PDK, Porsche ha estado ofreciendo ediciones especiales de alto rendimiento con cajas manuales tradicionales, por lo que es posible que un bloque atmosférico subsista al menos de esta manera, en tiradas cortas para puristas. Walliser indica que el 50% de los clientes estadounidenses piden el GT3 con caja manual, mientras que a nivel mundial es el 25% de los propietarios, por lo que también garantizó la subsistencia de dicho cambiador.

 

Así, marcas como Porsche o Lamborghini seguirán ofreciendo motores de aspiración natural, para beneplácito de un reducido pero fuerte grupo de entusiastas. Un 718 Cayman GT4 no estaría mal para rubricar dicha promesa.

 

Nuestros destacados