Porsche 911 facelift, adelanto

porsche911201654.jpg
porsche911201654.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

El 911 es uno de los modelos más icónicos y fácilmente reconocibles del mercado actual y así ha sido prácticamente desde su lanzamiento; no en balde, las líneas maestras han sido replicadas aún en autos de tres volúmenes y camionetas para que no sean confundidos con ninguna otra cosa en la carretera que no sea un Porsche.

 

Así que un 911 tiene que verse como tal al primer atisbo y en Porsche se lo toman muy literal, por lo que si les decimos que en la galería que acompaña este artículo se muestra al renovado nueve-once con camuflaje ligero mientras es puesto a punto en Sudáfrica, ya que recibe una actualización de media vida, quizá tengan que echar un segundo o tercer vistazo para corroborarlo.

 

Ya sin el camuflaje que simula al auto reemplazado, sin duda habrá algunas pinceladas que destacarán, pero nada radical para un producto cuya osadía reside en aferrarse a la tradición; la renovación vendrá en la parte mecánica. Si bien Porsche aún fabrica algunos de los mejores motores atmosféricos del mercado (Como el 911 GT3 o el GT3 RS), configuración a la que su compañera Lamborghini no piensa renunciar, en las versiones de “entrada”, es decir, los 911 Carrera y Carrera S, el modelo de Porsche sí se uniría al downsizing.

 

El motor básico sería un bóxer de 2.7 litros sobrealimentado con alrededor de 400 caballos, el S podría emplear uno de 3,400 centímetros cúbicos que también tendrá inducción forzada; no se da salida aproximada de este, pero esperen algo en el derrotero de los 450 hp. En el futuro podrían presentarse incluso motores de cuatro cilindros y con asistencia eléctrica.

 

La presentación oficial será a mediados de septiembre en el Salón de Frankfurt, aunque Porsche podría adelantarnos datos e imágenes en algún momento de agosto. Les mantendremos al tanto.

Los mejores vídeos