Nuevos Chevrolet Spark y Ford Ka, cazados en México

spark-espia-2.jpg
spark-espia-2.jpg

Por Manuel Fernández Fotos: Esaú Ponce, MF

 

Presentado en el pasado Salón de Nueva York, la renovada generación del Spark migra a una línea más cercana a la del Sonic, mejorando en apartados como la ergonomía, acabados y espacio interior o la oferta mecánica, ahora con un impulsor de 1.4 litros de 98 caballos y la posibilidad de utilizar una transmisión automática CVT, al menos para el mercado estadounidense.

 

 

Básicamente se trata del mismo Opel Karl europeo, familiaridad y aprovechamiento que no es inusual en un grupo del alcance de General Motors, más en tiempos donde cobra aún más relevancia el concebimiento de vehículos globales. 

 

En cuanto al Ka –que no es la primera vez que nos lo cruzamos y nuestros colegas también han visto, pues llevan meses rodando–, es la apuesta para un automóvil de corte familiar hecha por la marca en Mercosur sobre la plataforma del vigente Fiesta, si bien arribaría a México como un reemplazo del Ikon y bajo la denominación Figo, destacándose al menos en los países donde ya está la presencia de un sistema de control de estabilidad, elemento inédito en su nicho. Su motor: un tricilíndrico de un litro con 80 caballos, aunque hay otro 1.5 L4 de 105 hp con más posibilidades de llegar.

 

 

Ambos vehículos fueron avistados en la Ciudad de México y alrededores, en el caso del Spark con apenas elementos que lo disimularan y matrícula de demostración, mientras el Ka+ (nombre correspondiente a la carrocería sedán) sí se trató de ocultar más aunque el camuflaje ya estaba desprendiéndose, exhibiendo así el logo de Ford.

 

Por razones de mera premura y sorpresa en estos encuentros, las imágenes distan de ser profesionales, detalle que esperamos nos perdonen. 

Nuestros destacados