NAIAS 2018: Volkswagen Jetta 2019

volkswagenjettadtmgbzux0aembpa.jpg
volkswagenjettadtmgbzux0aembpa.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

El modelo más importante de Volkswagen en la región de Norteamérica con más de 3.2 millones de unidades vendidas sólo en los Estados Unidos es, por un amplio trecho, el Jetta, ocupando el lugar de honor que ostenta el Golf en Europa.

 

 

Ante la marcada preferencia por los sedanes de este lado del Atlántico, la marca germana ha ido desligando poco a poco al tricuerpo del hatchback compacto, de modo que ya no se trata sólo de una variante con tercer volumen injertado, pues incluso ofrecen tableros distintos. Es por ello que para continuar con su buen paso, Volkswagen mima a su clientela al ofrecer los últimos avances disponibles en su gama.

 

 

Para comenzar, el Jetta presentado en el NAIAS 2018 por fin se pasa a la plataforma MQB, que sustenta a la mayoría de los modelos de tracción delantera y motor transversal del fabricante. Recibe también el cuadro de instrumentos Digital Cockpit estrenado en el Golf, iluminación LED, asientos con memorias hasta para cuatro conductores, sonidos BeatsAudio de 400 Watts, advertencia de colisión frontal, frenado autónomo, monitoreo de punto ciego, alerta de tráfico cruzado, control crucero adaptativo, luces altas automáticas y alerta de salida de carril.

 

 

El Jetta promete mayor longitud, ancho y altura, mientras que el espacio interior crece al desplazar las ruedas hacia afuera acortando los voladizos vía una distancia entre ejes de 2.685 metros (3.3 cm extras), lo que de paso hace lucir la cajuela mucho mejor integrada contra las dos generaciones anteriores. Al menos en las versiones regulares (las que no son GLI, grado que se presentará con posterioridad), nos encontramos con un eje trasero de barra de torsión, algo que el conglomerado ha usado incluso en algunos modelos de acceso de Audi.

 

 

Mecánicamente, el motor base (al menos para los Estados Unidos), será un 1.4 litros de cuatro cilindros turboalimentado de 147 HP y 250 Nm (184 lb-pie de par) con sistema Start/Stop, el cual parece ser trasplantado directamente del multicitado Golf (nada complicado cuando ambos se arman en Puebla), aunque la noticia es que viene acompañado de un nuevo cambiador automático de ocho velocidades, mientras que se mantiene la caja manual de seis escaños.

 

 

En cuanto a diseño, la marca afirma que se ha suavizado con respecto a la generación saliente, con toques de aspiraciones premium heredados de los sedanes europeos de la casa, como el Passat o el Arteon. El lanzamiento en los Estados Unidos está confirmado para el segundo trimestre del año, la presentación en México debería darse prácticamente al unísono, habrá que esperar hasta entonces para conocer los precios específicos: en la Unión Americana comienzan en 18,545 dólares, (unos 353 mil pesos) antes de impuestos y promociones.

 

Nuestros destacados