NAIAS 2018: RAM 1500 2019

ram1500dtlo0c0x0aep-7n.jpg
ram1500dtlo0c0x0aep-7n.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Especialmente en Estados Unidos, las camionetas de trabajo se colocan como los productos más vendidos de los fabricantes americanos, de ahí que Ford haya estado actualizando la imperecedera F-150/Lobo con lo último en tecnología, como la reciente adición de la caja de 10 velocidades y Chevrolet haya usado el NAIAS 2018 para mostrarnos una Silverado tan revisada que casi parece una nueva generación.

 

 

Ahora, en un evento donde la clave es “pick-ups”, toca turno a la filial de Fiat-Chrysler, que presenta una RAM 1500 de diseño más bien evolutivo, con los faros –más esbeltos- en un volumen ya no tan remarcado, un nuevo emblema, una nueva parrilla hexagonal –con persianas que mejoran la aerodinámica un 9%- sin la típica cruz y con elementos de que bordean las luces y que nos remite a otros productos de FCA y en general un perfil que resulta inconfundible en el segmento.

 

 

Pero pese a la sutileza del exterior, hay cambios importantes. Para comenzar, presume una reducción de hasta 102 kilogramos en el peso, gracias en gran parte al uso de acero de alta resistencia. Contra la mayor profusión de aluminio en  sus rivales de Ford y GM, la RAM se contenta con limitar dicho elemento a la portezuela posterior y la tapa del cofre. La defensa delantera cuenta con un deflector que se despliega a velocidades superiores a los 48 km/h para mejorar la penetración aerodinámica.

 

 

Pero el mayor cambio es en el apartado motriz. El V6 3.6 litros y el V8 5.7 litros Hemi suman el sistema E-Torque estrenado en el Jeep Wrangler de hibridación suave con un generador de arranque de 48 Volts que agrega energía adicional a bajas velocidades, alimentado por un paquete de baterías de iones de litio de 0.43 kWh. El sistema aumenta 122 Nm (90 lb-pie) en el V6 y 176 Nm (130 lb-pie) en el V8 en aceleraciones desde bajas velocidades.

 

 

El seis cilindros ofrece 305 HP y 365 Nm (269 lb-píe) y el ocho cilindros 395 HP y 556 Nm (410 lb-pie) de salida máxima, acoplados ambos a una transmisión automática de ocho relaciones, el V8 agrega amortiguadores activos para contrarrestar las vibraciones cuando entra en modo de desactivación de cilindros. La capacidad máxima de remolque será de 5,783 kg y la máxima de carga de 1,052 kg. Más adelante, se agregará un V6 3.0 turbodiésel.

 

 

Cuenta con cinco puertos USB, dos tomacorrientes de 115 Volts, carga por inducción, sonido opcional Harman-Kardon con cancelación activa de ruido, arranque y apertura a distancia vía app, cámaras con visión de 360º, monitoreo de punto ciego extensible a remolques, frenado autónomo, control crucero adaptativo, asistente de permanencia en el carril, techo panorámico, doble guantera, espacios de almacenamiento bajo los asientos traseros y la consola central tiene una capacidad de 38 litros, mientras que las pantallas de infoentretenimiento son de 5, 8 o 12 pulgadas.

 

 

La RAM promete el mejor frenado de su clase gracias a discos de 14.9 pulgadas adelante y 14,8 pulgadas detrás, con rines de hasta 22 pulgadas. Hay 10 cm de espacio adicional en las variantes doble cabina, que incluso reciben puertas más largas. Estará disponible en 12 colores con siete niveles de equipamiento, incluyendo el paquete Rebel de orientación todoterreno. Las ventas están programadas para comenzar tan pronto como en marzo de este año.

 

Nuestros destacados