NAIAS 2017: Volkswagen I.D. Buzz Concept

vweconcept0021.jpg
vweconcept0021.jpg

Por Manuel Fernández (@Mfer_89) 

 

Ya vimos uno de los primeros pasos de la casa alemana de cara a un portafolio de modelos diseñados de cero para ofrecerse con un sistema de propulsión del todo eléctrico, en lugar de tomar un coche de su gama existente y adaptarlo a esta tecnología. Fue con el I.D. revelado en París 2016 y ahora, para el Salón de Detroit 2017, es hora de ver una nueva propuesta.

 

 

O no tan nueva si vemos su carrocería: ya son varios los conceptuales que Volkswagen ha concebido desde la década pasada y en la actual que apuntan hacia revivir su famoso microbús o como quiera que se llame de acuerdo al lugar donde haya estado presente. Que insistan en hacer una van se debe a que solo es algo que haría Volkswagen, o al menos esa fue la respuesta dada cuando un colega preguntó por qué el nuevo concepto de esta saga no fue un crossover que, eso sí, no niegan tampoco para un futuro

 

Así como el I.D. es de casi idéntico tamaño a un Golf (si acaso es algo más alto), este I.D. Buzz replica las medidas de una van T6, pero con el espacio interior de una T6 con la distancia entre ejes extendida pues la ausencia de vano motor y de un espacio destinado para componentes mecánicos se convierte en lugar habitable para los ocupantes, una ventaja inherente a que los motores eléctricos son más compactos, no hay necesidad de tantos periféricos y el sistema de baterías está ubicado bajo el piso de la cabina.

 

 

Algo interesante en la aplicación mecánica del I.D. Buzz es que hay un motor eléctrico por eje, lo que convierte a este estudio de diseño en un auto de tracción integral y de paso con un total de 374 caballos. La autonomía en este caso es de 600 kilómetros y hay una placa receptora al frente para hacer carga por inducción (inalámbrica).

 

Klaus Bischoff, Director Ejecutivo del departamento de Diseño en Volkswagen, apuntó que el I.D. Buzz sigue los mismos lineamientos del I.D. en el sentido que para conseguir un interior más funcional, se hizo un esfuerzo para reducir al máximo los voladizos, mientras que la parrilla, funcionalmente innecesaria, desapareció para darle más relevancia al emblema de la casa. Atrás, las calaveras se hicieron muy delgadas para enfatizar en el ancho de la carrocería.

 

Bischoff también declaró que por proporciones y mecánica, el I.D. Buzz es el que más tiene posibilidades de ser aprobado para producción, aunque eso no ocurriría hasta el año 2022, después del lanzamiento del I.D.

 

 

La cabina es del todo modular y los asientos giran, se desplazan o se reclinan en varias configuraciones posibles y, al ser el I.D. Buzz totalmente autónomo, el volante se integra al tablero cuando el vehículo se desplaza sin requerir del conductor. Buscando la simplificación, se prescinció al máximo de botones.

Nuestros destacados