NAIAS 2017: Nissan Rogue Sport

nissanroguesport201712.jpg
nissanroguesport201712.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Desde hace año y medio se rumoreaba la llegada de la Nissan Qashqai a los Estados Unidos y ahora es una realidad.

 

 

Hay una cierta crisis en el segmento automotor en Estados Unidos, pero sólo en ciertos segmentos como en los sedanes grandes y los Coupés. Las SUVs y Crossovers están viviendo una bonanza plena, por lo que, mientras algunos recortan o trasladan producción (pese a pataleos políticos), otros añaden nuevos modelos a su gama.

 

 

Tal es el caso de la Qashqai, el modelo más vendido de Nissan en Europa y el producto de marca “extranjera” (la división europea de Ford es vista como local) más vendido en el viejo continente. Para la Unión Americana, con el fin de agilizar las cosas a los angloparlantes, es renombrada como Rogue Sport, señalando su posición por debajo de la Rogue/X-Trail.

 

 

El equipamiento incluirá rines de 16 a 19 pulgadas, luces LED, Bluetooth, radio satelital, arranque por botón, climatizador dual, cámaras de visión periférica, frenado autónomo de emergencia, aviso de permanencia en el carril, monitoreo de punto ciego y advertencia de tráfico cruzado.

 

 

Mecánicamente se ofrecerá con un motor 2.0 litros atmosférico de 141 HP y 147 lb-pie, que puede sonar un poco contenido contra el 2.5 de la X-Trail de 170 caballos, aunque los responsables de Nissan afirman que se verá compensado con la diferencia de peso de 137 kg.

 

 

Se anuncia que la Qashqai también llegará a Canadá, donde conservará su nombre, lo que no deberá crear complicaciones a los francófonos. Al ser 24 centímetros más corta que la X-Trail y 25 cm más larga que la Juke, ocupa adecuadamente el escaño entre ambas, al tiempo que ofrecerá una alternativa más espaciosa y familiar contra la crossover subcompacta, cuyo diseño, su principal baza, condiciona la habitabilidad.

 

 

La Qashqai/Rogue Sport para los Estados Unidos y Canadá será fabricada en la planta de Kanda, en Japón, donde se montan el 25% de las X-Trail que llegan a la Unión Americana (el resto se fabrican en Smyrna, Tennessee), por lo que tal vez se vea libre de amenazas nacionalistas.

 

 

¿Llegará a México? Luce complicado, cuando el lugar entre la Juke y la X-Trail, por espacio, es ocupado por la Kicks de factura local, aunque por potencia ésta funge como el primer escalón. Además que el venir de Japón condicionaría su precio, que sería cercano a la Juke al ser más grande pero menos potente, mientras que la Kicks es más accesible. De todos modos no hay que perder las esperanzas.

 

Nuestros destacados