Mercedes-Benz registra nueva nomenclatura

mercedesamgcls53201913.jpg
mercedesamgcls53201913.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Es normal que una marca visite las oficinas de patentes de vez en cuando para registrar una gran cantidad de nombres, sean estos para futuros modelos, conceptos, o simplemente por si acaso, pues muchos de ellos jamás estarán en la parte trasera de un vehículo.

 

Sin embargo, esto no debe tomarse a la ligera en una firma como Mercedes-Benz, que poco a poco ha ido cambiando por completo su nomenclatura, primero, eliminando la relación numérica con la cilindrada del motor del auto en cuestión, gracias en buena parte al downsizing y finalmente, al pasar los modelos AMG Sport a la gama AMG propiamente dicha.

 

Con ello, estos vehículos ganaron una denominación de dos dígitos, contra los mercedes normales con tres: como un ejemplo, el C 450 AMG Sport pasó a llamarse AMG C 43. Es decir, los AMG tienen dos dígitos, aunque nunca uno de ellos es un cero. De ahí que los registros, que incluyen A 40, CLA 40, SLC 40, SLC 50, GLE 50, CLA 53, G 73 y S 73, resulten desconcertantes.

 

Si bien CLA 53 nos hace soñar con un compacto con el nuevo seis cilindros en línea, al parecer el nuevo número 73 hace referencia a un posible tope de gama híbrido, que reemplazaría al V12 65. Sin embargo, de llegar a las calles, más de uno tendrá que echar un segundo vistazo para distinguir entre un Mercedes-Benz CLA 40 y un Mercedes-AMG CLA 45 sólo por los dígitos finales, aunque con las siglas, la diferencia es más que obvia.

 

Claro, no hay confirmación de si estas denominaciones llegarán a las calles y de todos modos tampoco es tan rebuscada como la nomenclatura de rangos de potencias propuesta por Audi (que afortunadamente no llega a Norteamérica), aunque un AMG híbrido de alto rendimiento, de suceder, nos hace soñar con un rival de, por ejemplo, el Porsche Panamera Turbo S E Hybrid.

 

Nuestros destacados