McLaren descarta una SUV

mclarenlogo.jpg
mclarenlogo.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Primero fueron los fabricantes de lujo, con Mercedes-Benz lanzando la ML y BMW la X5 para quitar una porción de mercado a las Cadillac Escalade y Lincoln Navigator y terminar inaugurando su propio nicho, no bastaban nombres bien establecidos como Jeep o Land Rover.

 

Luego fue Porsche con la Cayenne. El especialista en coupés tradicionales lanzaba una camioneta y aunque varios tardaron en apagar las antorchas, terminó por ser un éxito que emularon fabricantes como Jaguar, Bentley, Maserati o Lamborghini y con nombres como Lotus, Rolls-Royce, Aston Martin y hasta Ferrari a punto de inscribirse.

 

Tal pareciera que quien no tiene una SUV en su catálogo está destinado a desaparecer, pero en McLaren piensan diferente. Dan Parry-Williams, jefe de diseño de la marca británica, señala que ellos se ciñen a su mantra “todo tiene una razón”, aplicado especialmente al rendimiento y para el creativo, las SUVs no son especialmente deportivas cuando se les compara con un coupé de alto rendimiento con la mitad de asientos, altura y peso, que es a lo que se apegará el fabricante.

 

Claro, este tipo de afirmaciones se toman con algo de reserva luego que Sergio Marchionne afirmara hace dos años que “primero tendrían que dispararle” antes que Ferrari tuviera una SUV en su gama… misma que él mismo acaba de confirmar hace unos días que ya está en desarrollo.

 

Sin embargo, en el ánimo de darle el beneficio de la duda a Parry-Williams, al parecer el venidero BP23 que revivirá la configuración de asientos 1+2 del McLaren F1, será lo más cercano a un vehículo “familiar” que la marca ofrezca alguna vez… si tenemos suerte.

 

Nuestros destacados