Mazda y Toyota confirman planta en Alabama

toyotamazdaalabama1.jpg
toyotamazdaalabama1.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

En un escenario donde las SUVs y pick-ups aumentan exponencialmente sus ventas, mientras los sedanes y coupés no pasan por su mejor momento, lo que ha obligado a severas reestructuras de los planes de producción tanto al interior de la Unión Americana como de factorías cuya producción está o estaba destinada principalmente a ese país y con el factor político haciendo las veces de obstáculo en lugar de agilizar el comercio, Mazda y Toyota continúan con sus planes de colaboración y anuncian una nueva factoría.

 

Ahora sabemos que la nueva fábrica se instalará en el estado de Alabama, donde Toyota ya cuenta con un complejo dedicado a la elaboración de motores a unos 22 kilómetros de Huntsville, donde se erigirá la nueva planta, que se espera entre en operación en el año 2021 y que generará 4,000 empleos, con una capacidad de 300,000 unidades anuales.

 

 

Se espera que así como se está repartiendo la inversión, también se reparta la producción a partes iguales. Toyota producirá ahí la siguiente generación del Corolla para Norteamérica, que estaba contemplada originalmente para la factoría que se está construyendo en Apaseo el Grande, Guanajuato, misma que entrará en actividad en 2019, pero que ahora armará la Tacoma, ante la necesidad de aumentar de manera urgente la producción de la pick-up ante la demanda no satisfecha en Estados Unidos.

 

Por su parte, sólo se sabe que Mazda producirá un nuevo Crossover, que será un producto de intenciones locales, tal como la CX-4 para China o la CX-8 para Japón ¿CX-6, CX-7? Aún no se sabe, aunque en algún momento se señaló que la planta tendrá un perfil especializado en vehículos electrificados, lo que no es complicado por parte de Toyota cuando el venidero Corolla compartirá la plataforma TNGA del Prius, mientras que se dice que Mazda está trabajando en un motor rotativo como extensor de rango.

 

El primer acuerdo de cooperación entre ambas marcas se cerró cuando Toyota reetiquetó a la versión sedán del Mazda2 como Yaris R, ambos fabricados en la planta de Salamanca, Guanajuato, México.

 

Nuestros destacados