Mazda CX-3: prueba de manejo

mazdacx307.jpg
mazdacx307.jpg

Por Gilberto Samperio (@gilsamperio) / Fotos: José Luis Ruiz.

 

Clasificada como SUV de base subcompacta, la última aportación del portafolio de la casa Mazda no solo continúa la tendencia de estilo y propuesta de diseño Kodo ya anticipada por sus ejemplares 3 y CX-5, sino que incrementa sus calidades en armados y materiales con el propósito de colocarse como una interesante referencia en un segmento relativamente reciente pero muy competido.

 

 

Si bien apenas gana altura para diferenciarse del Mazda2 -comparte plataforma conformada en un 63% por aceros ultrarresistentes-, su silueta después del segundo poste cambia drásticamente para ofrecer una estampa provocativa con el riesgo inherente de ser poco práctica.

 

 

A su corta distancia entre ejes se suma una cintura que crece rápidamente, lo que induce una estampa afilada en el tenor de los coupés. Pero esta mini SUV pretende un sentido relativamente familiar dadas sus cuatro puertas y un portón amplio, pero no tan grande. En suma, una carrocería que apunta por matrimonios jóvenes con hijos pequeños o, de plano, para veinteañeros con deseos de un vehículo coqueto y agradable de llevar.

 

Si miramos su cabina, la calidad de materiales y armado nos remite a coches más costosos. El esfuerzo que pone la casa en una presentación por arriba del promedio hará que más de un automovilista quisquilloso mire hacia esta CX-3 como una seria alternativa a la oferta premium, sin la condicionante del esperado mayor precio de cualquier ejemplar elitista.

 

 

Adelante el espacio deja acomodar bien dos adultos, que revisarán un tablero asimétrico bien logrado, con una horizontal que define, a la vieja usanza, la vistosa zona superior de la práctica inferior. Relojes y pantalla son conocidos, así como las perillas que accionan tanto el sistema de infotenimiento -consola central- como las esperadas del sistema de calefacción y aire acondicionado -consola frontal-. Existe cierto minimalismo pero no hay merma de practicidad ni de facilidad de uso. Muy bien.

 

 

Sorprende una tapicería bicolor con predominio del blanco matizado con vivos en negro y rojo, así como pequeños acentos como las costuras visibles. La tónica visual repite en la segunda fila, con el inconveniente de una menor distancia para piernas y una cajuela que cumple ajustadamente su tarea de carga dado el corto volumen que ofrece. Todo acompañado de un completo sistema de seguridad con seis bolsas de aire y control de estabilidad en la, de momento, única versión disponible a clientes mexicanos.

 

 

Le da vida el conocido tetracilíndrico dos litros de 148 HP de la familia SkyActiv, que acoplado a una bien afinada transmisión automática de seis relaciones, logra un desempeño dinámico agradable.

 

Buena causa de su agilidad recae en el peso contenido -1,270 kg en báscula-, y una actitud por parte del tren motor muy proactiva. El dos litros presume buen torque (191 Nm, 141 lb-pie), que gracias al correcto escalonamiento de la administradora de engranajes planetarios hidráulica, vulgo caja, logra extraer el mejor provecho posible para otorgar una conducción ágil, divertida.

 

 

Sólo la blandura de la suspensión, que confirma su talante grupal, induce balanceos esperados de una camioneta de mayor tamaño en los trayectos de giros cerrados propios de una carretera sinuosa. Claro, esa misma suavidad permite sortear pasos desiguales en su planitud pese el uso de rines de 18 pulgadas, soporte metálico hermoseado de neumáticos de perfil 50. Muy bajo, al punto de que podrían preocupar a los que son obligados a circular por zonas bacheadas o de muchos topes.

 

 

Ello no obsta para que en vías rápidas o de mediana exigencia la CX-3 circule rauda. Lo que sumado a la posibilidad secuencial de la caja –en la casilla lateral no hay cambio de relación; se mantiene pese al corte de inyección a las 6,500 rpm–, y el modo Sport –eleva la capacidad proactiva de la misma–, facilita las cosas para la práctica de un manejo eficaz y entretenido. Si bien la dirección no es tan fiel, cumple sobradamente su papel de comunicar acertadamente nuestras órdenes, al tiempo que nos avisa lo que ocurre debajo de las ruedas directrices. Bien.

 

En conjunto, la marcha de la CX-3 observa esa sedosidad apreciada en los ejemplares 3, lo que habla de un esmero por parte de los ingenieros por ofrecer un automóvil con habilidades más cercanas al premium de lo que podríamos esperar.

 

Su gasto de combustible resulta contenido, debido en buena medida a la filosofía SkyActiv que privilegia razones ecológicas antes que buscar la sinrazón del desempeño a cualquier costo. A ritmos sobre los 110 km/h logra unos muy deseables 17.2 km/l. Bravo.

 

 

Por una etiqueta inicial cercana a los 350 mil pesos, esta CX-3 no puede presumirse como económica. Sin embargo, aporta una alternativa interesante con tendencia dominante, por lo menos si hablamos de acabados y estética atractivos en todo sentido.

 

Si bien no observa la practicidad de una camioneta menos audaz en su estilo, sí resulta competente para los requerimientos de automovilistas jóvenes que están en la búsqueda de su segundo vehículo, que requieren algo más práctico para su movilidad, pero sin perder ese extra que marca la diferencia frente al común de los SUVs.

 

 

 

 

Unidad probada

 322,900 pesos (a fecha de la prueba)

 

 

 

NOS GUSTA

-      Estética afilada

-      Nivel de acabados

-      Conducción expedita

 

NOS GUSTARÍA

-      Suspensión más firme

-      Más espacio para piernas atrás

-      Neumáticos más altos

 

 

Resumen técnico

MOTOR

Tipo/cilindrada: L4, 2.0 l

Potencia máxima: 148 hp a 6,000 rpm

Par máximo: 198 Nm a 2,800 rpm

TRANSMISIÓN

Caja: Automática, seis velocidades

Tracción: Delantera

DIMENSIONES

Largo x ancho x alto: 427 x 176 x 154 cm

Distancia entre ejes: 257 cm

Cajuela: 350 litros

Tanque de combustible: 48 litros

Peso vacío: 1,270 kg

PRUEBAS AUTOMÓVIL (a 2,240 msnm)

0 a 400 metros: 18.38 s

Rebase 80 a 120 km/h: 8.45 s

Frenado de 100 a 0 km/h: 41.6 m

Consumo medio: 12.4 km/l

 

Nuestros destacados