Maserati Quattroporte 2017, presentación

maserati-1.jpg
maserati-1.jpg

Por Santiago Álvarez (@santi_al91)

 

Despues de revelar la SUV Levante, Maserati presenta una actualización del Quattroporte, cuyos cambios estéticos son más bien discretos, pero incluyen unas defensas revisadas y una parrilla frontal activa, que sólo permitirá el flujo de aire en función de la demanda de refrigeración. A su vez, el fabricante indica que las líneas exteriores fueron optimizadas para mejorar el coeficiente aerodinámico en 10%, aunque el diseño general del auto no varió de forma significativa.

 

Por otro lado, en el habitáculo se efectuaron modificaciones más evidentes, pues la consola central ahora incorpora una pantalla táctil de 8.4 pulgadas, cuyo sistema multimedia tendrá compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play. Elementos como el control de crucero adaptativo, la función de seguimiento en tráfico Stop&Go, el frenado autónomo de emergencia y las cámaras de visión de 360° del exterior también son nuevos en el Quattroporte.

 

 

Maserati también aprovecha la ocasión para reorganizar la oferta comercial de este modelo, ahora concentrada en dos líneas de acabado principales: GranLusso y GranSport. Estos se podrán asociar a cualquier conjunto mecánico disponible para el Quattroporte.

 

De esta manera, el GranLusso estará orientado a compradores que enfatizan en los terminados lujosos, el confort y un nivel de personalización más profuso, mientras que los clientes que opten por el ambiente GranSport recibirán unos acabados más deportivos y llamativos, al tiempo que toda la configuración del auto estará orientada hacia el desempeño.

 

 

Mecánicamente, la gama de propulsores disponibles sigue intacta, aunque el motor V6 de tres litros recibió algunos ajustes y ahora entrega 350 HP. La variante de 410 HP de este motor, así como el V8 de 3.8 litros y 530 HP siguen sin cambios, al igual que el V6 3.0 turbodiésel de 275 HP. Todos ellos van asociados a una transmisión automática ZF de ocho cambios y algunas versiones pueden llevar la tracción total permanente Q4.

 

Maserati indica que, gracias a la optimización aerodinámica, la velocidad máxima de las distintas versiones de esta berlina ha aumentado. Así, el Quattroporte turbodiésel ahora alcanza los 252 km/h, mientras que las versiones de 350 HP y 410 HP pueden llegar hasta los 270 km/h y 286 km/h, respectivamente. Por su parte, el modelo de 530 HP sigue siendo el más rápido de la gama, con una velocidad máxima de 310 km/h.   

Los mejores vídeos