Marchionne descarta un Ferrari eléctrico

sergio-marchionne-ferrari.jpg
sergio-marchionne-ferrari.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Tesla ya cuenta con sedanes y SUVs con Modo “Absurdo”, BMW tiene su línea “i”, Audi tiene al R8 e-Tron, Morgan tiene al 3-Wheeler EV, Aston Martin, Porsche y Mercedes-Benz anuncian sendos vehículos eléctricos en el mediano plazo… la electrificación parece ser el próximo “gran suceso”, sobre todo en marcas de lujo y deportivas.

 

¿Y Ferrari? El LaFerrari (en la galería) de 950 HP (963 CV) y 664 lb-pie (900 Nm) de par, junto el resto de la “Santísima Trinidad” (McLaren P1 y Porsche 918 Spyder), apostaron por la hibridación no como un medio de reducir consumo y emisiones, sino como una forma de añadir potencia extra en momentos puntuales, una solución que vemos incluso en autos de competencia, como en la Fórmula 1. Pero el sistema de recuperación de energía por volante de inercia es lo más “verde” que veremos en la casa del Cavallino, al menos mientras Sergio Marchionne siga al frente de la ahora independiente marca y de FCA.

 

 

Durante el pasado Salón de Ginebra, el directivo señaló que “Ferrari no está interesada en construir un auto completamente eléctrico, es casi un concepto obsceno… tendrían que matarme primero. Ferrari es, en el centro de su corazón, una compañía de motores, como decía Enzo Ferrari, él construía motores y llantas adjuntas a ellos. Los motores de Ferrari son objetos hermosos, son como la fuerza del auto. Esa es la razón por la que el fabricante italiano coloca sus plantas motrices tras un cristal, como si fuesen preciosas obras de arte”.

 

De hecho, el italo-canadiense se ciñó a una declaración similar que diera Luca Cordero di Montezemolo en 2011 –entonces director de Ferrari- al decir que no cree en los autos eléctricos, para terminar con las sensaciones auditivas “el que tiene oídos ama el sonido de un motor Ferrari”. Aunque aceptó que los eléctricos llegaron para quedarse, tanto en vehículos generalistas como premium e incluso de competencia, aclaró que si alguien alguna vez dice haber fabricado “el Ferrari de los eléctricos”, eso simplemente no es un Ferrari.

 

Fue igual de enfático respecto a la conducción autónoma para la casa de Maranello: “primero tendrán que dispararme”.

 

 

Los mejores vídeos