Magna Steyr fabricará el deportivo de BMW y Toyota

magna.jpg
magna.jpg

Por Santiago Álvarez (@santi_al91)

 

Hace más de tres años que BMW y Toyota se unieron para desarrollar de manera conjunta una plataforma que será la base de un modelo deportivo que ambas marcas comercializarán. Desde entonces, se especula que el auto de la marca bávara será el sustituto del actual Z4, mientras que la versión de la casa nipona ocupará el lugar dejado por el Supra.

 

Según rumores, la producción de estos modelos iniciará en 2018, pero no estará a cargo de ninguna de las dos marcas. Parece ser que la firma austriaca Magna Steyr será la encargada de armar los nuevos deportivos de ambas marcas en sus instalaciones en Graz, Austria. No sería la primera vez que allí se fabriquen modelos de la casa bávara, pues allí se producen los MINI Countryman y Paceman.

 

Aunque se conocen pocos detalles de estos deportivos, se especula que usarán motores BMW y Toyota tendrá una variante híbrida, empleando el esquema de este tipo ya visto en Lexus. Diversas fotos espía han mostrado un descapotable con techo de lona, pero se espera que la casa de Múnich desarrolle una carrocería cupé y ofrezca versiones con tracción total xDrive, como también un diseño exterior e interior bien diferenciado respecto al modelo de la casa nipona.  

 

Por lo pronto, se rumora que el nuevo deportivo de BMW y Toyota aparecerá a mediados de 2017 y se fabricarán unas 60.000 unidades anuales en las instalaciones de la compañía austriaca. 

Nuestros destacados