¿Los Nissan Z y Mercedes-Benz SLC de próxima generación compartirán base?

nissan370znismo02.jpg
nissan370znismo02.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Aún en estos tiempos de downsizing, hibridación y electrificación, un motor de seis cilindros atmosférico con más de 300 HP conectado al eje posterior sigue siendo una propuesta válida para el purista que prima las sensaciones y los números.

 

 

Pese a esta vigencia, uno no puede evitar pensar que al Nissan 370Z no le caería mal una actualización profunda, máxime cuando fue lanzado en 2009. Sin embargo, pese a los ambiciosos planes de expansión de Nissan, el cada vez más constreñido segmento de los coupés no entra en sus prioridades a corto plazo.

 

De hecho, en el seno de la marca confirmaron la permanencia del Z, pero no un pronto sustituto, o lo que es lo mismo, la generación actual seguirá vendiéndose unos años más. Sin embargo, o quizá por lo mismo, algunas teorías comenzaron a tomar fuerza y volverse rumores.

 

 

Aprovechando los acuerdos de cooperación entre Nissan y Daimler, que ya gestaron al Infiniti QX30 y la Mercedes-Benz Clase X, los siguientes Z y SLC podrían compartir una base común, con un motor cuatro cilindros de origen teutón y el V6 3.0 litros de los Q50/Q60, es decir, un acuerdo similar al del Toyota GT86/Subaru BRZ o el Toyota Supra/BMW Z4.

 

 

Suena razonable ¿No es así? Incluso algunas fuentes señalan que en algún momento Nissan y Daimler llegaron a poner dicha posibilidad sobre la mesa, pero fue rápidamente rechazada. Y es que la cooperación entre ambos autoconstructores ha tenido sus desencuentros, caso concreto de la Infiniti QX50, que iba a tener base Mercedes, pero había cierta complejidad para adaptar a las arquitecturas teutonas el nuevo motor de compresión variable de Infiniti, lo que también ocasionó que el próximo QX30 tampoco derive de la GLA.

 

Lo peor, es que todo parece apuntar a que el plan no prosperó principalmente porque el SLC será descontinuado cuando cese esta generación, ante la caída en ventas de coupés y convertibles. De hecho, en algún momento Daimler intentó que los siguientes SLC y SL compartieran base, pero tampoco prosperó, en su lugar, el SL derivará del AMG GT.

 

 

Nuestros destacados