La pick-up de Tesla, antes de 2020

teslapickupteaser1.jpg
teslapickupteaser1.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

El pasado 16 de noviembre Tesla sorprendió al mundo entero, pues conjuntamente con la presentación de su camión de trabajo pesado Semi, nos mostró el adelanto de la segunda generación de su primer modelo, el Roadster, con cifras dignas de una central eléctrica.

 

Pero además, de manera casi velada, nos dejó ver un boceto de la que podría ser su primera pick-up. La falta de detalles hizo que las redes hirvieran con teorías, desde que era un mero ejercicio de imaginación hasta que la verdadera pick-up de la marca era realmente la que iba sobre la cama.

 

Cuando presentó la segunda fase del plan maestro de la marca, Elon Musk prometió precisamente un vehículo de trabajo pesado, una pick-up y una Crossover de acceso. Presentado el primero y con un par de miles de pedidos en firme, el creativo sudafricano recién detalló que inmediatamente después de la Model Y, que derivará del Model 3, seguirá la esperada pick-up, la cual señala que “se muere por construir”.

 

Así, veremos a la camioneta en algún punto entre la presentación de la Model Y, en el inminente próximo año y el 2020, que es cuando está programado el arribo del Roadster. En sus redes sociales Musk sólo se limitó a decir que el modelo definitivo será algo más grande que una Ford F-150.

 

 

Antes de todo eso, Tesla deberá resolver los problemas de producción del Model 3, lo que parece ir mejorando luego que se publicaran imágenes de la fábrica de Tesla con cientos de ejemplares listos para entrega, mientras que la marca recién arrendó un terreno en Silicon Island de 12,000 metros cuadrados para acomodar los autos que serán entregados en un nuevo centro de distribución aledaño.

 

Nuestros destacados