La Jeep Cherokee mantendrá su apariencia

jeepcherokee201415.jpg
jeepcherokee201415.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

La polémica Cherokee (código interno KL) lleva ya entre nosotros desde finales del 2013. En principio, su diseñó rompedor levantó ámpula entre los más tradicionalistas, aquellos seguidores que asocian los conceptos de "masculinidad", "líneas rectas" y "todoterreno" como complementarios e inseparables del apellido Jeep.

 

La Cherokee, con sus ángulos y perfil dramáticamente agudos, parrilla plegada, faros dobles y entrada de aire con una “mueca” remarcada por el reborde cromado de algunas versiones parecía ser una blasfemia para más de uno, tanto en lo referente a Jeep como el nombre “Cherokee”. Sin embargo, al final los números cuentan una historia muy diferente.

 

Mike Manley, director de Jeep afirma que "el estilo, la forma y la habitabilidad en su totalidad de este vehículo son perfectos". Así debe ser, pues se esté a favor o en contra, el modelo aumentó un 35% sus ventas contra el 2014. La Cherokee no sólo es un éxito entre sus hermanas al ser la Jeep más vendida en últimos meses, es la SUV más vendida de su categoría en el mercado estadounidense.

 

Las ventas hubiesen sido incluso mejores de no ser por el desperfecto en el software de la caja de nueve velocidades en las primeras unidades. Con todo, el vehículo es un éxito comparado con la última Liberty; ni hablar de la Compass o la Patriot.

Los mejores vídeos