Koenigsegg considera una submarca “terrenal”

koenigseggagera0c.jpg
koenigseggagera0c.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

La marca sueca Koenigsegg es relativamente nueva, pero con apenas 21 años en el mercado, ya ha colocado su nombre en el olimpo automotriz al lado de firmas como Ferrari, Lamborghini, Porsche o Mercedes-Benz, algo de lo que muy pocos, entre ellos McLaren o Pagani, podrían vanagloriarse.

 

Christian von Koenigsegg, fundador de la compañía, afirma que la tecnología de punta desarrollada para sus superdeportivos (como el Regera, que no tiene transmisión) eventualmente podría permearse a autos más “humildes”, aunque considera que estos podrían nacer bajo el amparo de una nueva filial, dejando el apellido Koenigsegg para los modelos más radicales de última hornada.

 

Von Koenigsegg no descarta que para producir a volúmenes mayores tengan que asociarse con algún otro fabricante, aunque cree que es demasiado pronto como para entrar en detalles. Estando al nivel en que está Koenigsegg, hablar de autos “masificados” podría significar una división premium al estilo de BMW, Infiniti o Cadillac, es decir, aquellas que de momento no tienen superdeportivos propiamente dichos, aunque sí algunas versiones GT bastante rabiosas.

 

Al ver el éxito de marcas premium ingresando a segmentos “mundanos” de grandes volúmenes y de grandes dividendos, al parecer el especialista sueco iría por el camino correcto al “popularizar” sus desarrollos. Mientras ese momento llega, Christian von Koenigsegg dice que la marca está trabajando su primer vehículo de cuatro puertas que saldrá al mercado en los próximos cinco años, sin especificar si se tratará de un sedán o un crossover; y aprovechó para descartar la idea de un “deportivo de acceso” que compita contra el Porsche 911.

 

Termina diciendo que si bien Koenigsegg ha apostado por la tecnología híbrida, él cree firmemente que el motor de combustión interna aún tiene mucho potencial.

Los mejores vídeos