KIA Rio 2018: lanzamiento en México

apertura.jpg
apertura.jpg

Por Ernesto Roy Ocotla (@ErnestoRoyOfi)

 

Y así, con 110 mil unidades de Forte (el primero en salir de la línea de producción en Pesquería) y 60 mil unidades vendidas desde el arribo de la coreana a nuestro país - que le han valido para subir al lugar numero 8 de ventas-, KIA anuncia la llegada de la cuarta generación de Rio a concesionarios con una prueba de manejo por demás especial en los alrededores de la ciudad norteña de Monterrey, Nuevo León.

 

 

A partir del 9 de febrero estará disponible el renovado citadino en seis diferentes niveles de equipamiento, pero vamos por partes. Más allá de los evidentes cambios externos que marcan una clara evolución con respecto al modelo que le antecede, el paso evolutivo más importante viene de mano de una mejorada dinámica de manejo y un equipamiento, en el plano general, bastante completo.

 

Hablando de lo primero, se sustituyó el motor 1.6 de inyección directa (GDi) por uno de la misma cilindrada pero con inyección multipunto, que ofrece 121 HP y 111 lb-pie. Tal vez por cifras este motor ofrezca 16 caballos de fuerza menos, pero también hay que considerar que el peso ha variado. Por lo general se le encuentra mejor balanceado y más adelante te diremos por qué.

 

 

Otra de las incorporaciones relevantes es la transmisión automática, que en este caso es de seis velocidades, al igual que la variante manual. Su trabajo en el contacto de presentación nos pareció atinado. Pues si se circula en “Drive” la gestión permite aprovechar el rango efectivo del motor sin alargar los cambios de más en ciudad o los retarda lo suficiente si se da ese mandato con el pedal derecho para realizar incorporaciones y rebases. En el modo “manual” las transiciones entre marcha toman apenas un instante después de dar el toque ascendente/descendente en el selector.

 

Dinámicamente, se encuentra un auto bien plantado cuando se somete a la exigente zona de curvas que encontramos en nuestra ruta. A pesar del decremento en la cifra de potencia se le percibe ágil. La dupla motor-caja cumple, mientras que las suspensiones son uno de los principales aciertos del Rio. Durante el tránsito en ciudad se filtra las imperfecciones del camino de manera apenas perceptible. Por otro lado, el balanceo que era notorio en el predecesor ha pasado a controlarse más eficientemente. A momentos parece como si rodáramos en un Rio con especificación europea, con un andar sólido y controlado, del que te hablamos a fondo en la prueba de manejo completa (AU 265) en el número actualmente en venta.

 

 

En cuanto a equipamiento, la lista es extensa. Podemos empezar con el volante de ajuste de altura y profundidad en todas las versiones, luz diurna y de giro a partir del nivel EX, sistema de infotenimiento con pantalla de siete pulgadas donde se puede gestionar el celular inteligente mediante Apple Car Play o Android Auto, cámara de reversa, entre mayores amenidades. 

En cuanto a asistencias de manejo y seguridad, se tendrá de serie ABS, asistente de arranque en pendiente y control de estabilidad. Para prácticamente todas las versiones se equiparán seis bolsas de aire, a excepción de la versión “L”, la de entrada, que tendrá sólo dos, manteniendo las asistencias ya mencionadas.

 

En cuanto a precios y versiones, a continuación te dejamos una lista de cómo queda conformada la oferta de KIA Rio 2018:

 

- L MT                                     $203,900

- LX MT                                   $228,900

- LX AT                                    $243,900

- EX MT (quemacocos)         $268,900

- EX AT                                   $268,900

- EX Pack AT                          $293,900

Nuestros destacados